Además, según , portavoz adjunto en materia económica de la Dirección del GPP, Montero debería explicar también las repercusiones que tendrá sobre la actividad financiera de las Administraciones Públicas dicho incumplimiento de la norma sobre Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, en lo relativo con el establecimiento de un límite máximo de gasto no financiero para el próximo ejercicio.

Garcés ha puesto de relieve que “España no puede vivir en una parálisis sistémica” y que “constituye una grave irresponsabilidad la dejación de funciones que el está haciendo en materia presupuestaria”.

“La falta de aprobación del techo de gasto condena a nuestro país al inmovilismo. Un Gobierno incapaz de articular el procedimiento para la aprobación de las cuentas de 2020 comete una imprudencia intolerable”, ha subrayado.

Asimismo, ha indicado que “nunca antes en la historia democrática de nuestro país se había producido una doble prórroga de un Presupuesto. Esta incapacidad de ajustar los Presupuestos a las necesidades cambiantes de nuestra sociedad penaliza nuestra posición como Estado en el entorno internacional, pero, ante todo, está provocando perjuicios a todos los españoles”.

El dirigente popular ha añadido que “la situación que está viviendo España es insólita: el Gobierno en funciones ejecuta un presupuesto prorrogado que fue elaborado en su momento por un y, por segunda vez, estamos compelidos a que se prorrogue nuevamente. No podemos permitir que la anormalidad se instale en la praxis presupuestaria, porque los españoles no pueden soportar más tiempo esta situación”.

SITUACIÓN ECONÓMICA

Tras recordar que el PIB se ha ralentizado en el segundo trimestre, el comercio se ha congelado y que el paro bajo en julio siete veces menos que en el mismo mes del año anterior, Garcés ha insistido en que “uno de los principales vehículos para intervenir en nuestra economía es el Presupuesto y el Gobierno de Sánchez ha renunciado conscientemente a su tramitación”.

“Para poder actuar sobre algunas de las áreas en las que se está produciendo un debilitamiento de los principales indicadores económicos, las partidas de gasto del Presupuesto deben adecuarse a las nuevas necesidades. En otro caso, reconoceríamos la paradoja de que un Gobierno puede permanecer sin presupuesto y sin nuevas orientaciones de política presupuestaria”, ha afirmado.

Finalmente, el dirigente popular ha concluido resaltando que “la falta de aprobación de los Presupuestos está causando un sensible deterioro en la Hacienda de las Comunidades Autónomas y de las , que son proveedoras esencialmente de servicios públicos sociales”.