La Guardia Civil rescató ayer por la tarde a un vecino de Girona de 39 años de edad, de nacionalidad española, que se encontraba desaparecido desde el pasado domingo tras haber realizado una inmersión en apena en la modalidad de pesca submarina, en una zona marítima del término municipal de (Girona), donde existen varias cuevas submarinas.

La persona rescatada desapareció el domingo día 16 por la mañana, en la zona conocida como Les Tres Coves, zona marítima del Parque Natural de la Costa del Montgrí Illes Medes-Baix Ter (Girona), cuando practicaba buceo en apena en la modalidad de pesca submarina con otras dos personas.

Sobre las 13 horas, los otros dos compañeros de buceo, al no encontrar al tercero después de la inmersión, alertaron de su desaparición al GEAS (Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil de l’Estartit. Los Submarinistas del Cuerpo iniciaron su búsqueda de inmediato en la zona donde había sido señalada su desaparición por sus compañeros.

En una de las inmersiones, efectivos del GEAS de l’Estartit (Girona), descubrieron un fusil submarino a unos metros en el interior de una cueva situada a -17 metros de profundidad, sin embargo, en la medida en que éstos pudieron penetrar en la cueva, no fue posible localizar el cuerpo de esta persona.

Considerando la posibilidad de que el desaparecido pudiera encontrarse bastantes metros más adentro en esa cueva, la Guardia Civil activó la llegada a la zona de rescate del Grupo Nacional de Espeleobuceo Avanzado de Rescate Subacuático de la Guardia Civil.

Ayer por la mañana, en una primera inmersión y penetración en la cueva, consiguieron localizarlo a 45 metros de la entrada, señalizando su posición.

Los agentes de la Guardia Civil descartaron su rescate en ese momento debido a la gran cantidad de sedimento que se había levantado en el interior de la cueva, optando a realizar una segunda inmersión algunas horas después, para facilitar su decantación y consumar la recuperación de esta persona en condiciones de seguridad.

Cueva angosta y de difícil progresión

La cueva presenta dos metros de anchura en su zona de entrada, sin embargo, tres metros después de progresar en ella, se convierte en un angosto pasillo de 1’50 metros de anchura por 0’75 metros de altura.

A las 18’30 horas de ayer, los submarinistas de la Guardia Civil extrajeron el cuerpo de la cueva y lo condujeron al puerto de l’Estartit (Girona), donde la Guardia Civil se hizo cargo de la instrucción de diligencias.

Grupo Nacional de Espeleobuceo de Rescate Subacuático de la Guardia Civil.

Creado en el año 2.001, este grupo de alta especialización, está formado por 16 Guardias Civiles expertos en espeleobuceo destinados en los GEAs de Barcelona, l’Estartit (Girona), Madrid, Valladolid, Huesca y Cuenca, provincias éstas cuya orografía cuenta con una gran variedad de cuevas donde pueden producirse situaciones de emergencia que impliquen la necesidad de contar con su inmediata participación y conocimientos en el rescate en cavidades.

Además de los rescates que puedan realizar en sus respectivas provincias donde están destinados, todos ellos pueden ser activados como Grupo para desplazarse inmediatamente a cualquier punto de la geografía española donde sea necesaria su avanzada preparación para rescates de esta naturaleza y auxilio al ciudadano.

Para este rescate fueron enviados a l’Estartit (Girona), nueve Guardias Civiles pertenecientes a este Grupo con bases en Huesca, Valladolid, Madrid y Barcelona, con medios técnicos apropiados para progresión en cueva hasta nivel Full Cave (exploración).

Existen imágenes a disposición de los interesados en el siguiente enlace web:

http://www.guardiacivil.es/es/prensa/videos_descarga_medios/index.html