“Abordar los cambiantes retos de la infancia con la vista puesta en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. Con ese compromiso afronta Gustavo Suárez Pertierra los próximos cuatro años como nuevo presidente de UNICEF Comité Español. Suárez Pertierra asume la responsabilidad con el objetivo de “movilizar a todos los sectores de la sociedad a favor de los derechos de la infancia, aumentar la contribución del Comité Español a los programas de la organización a nivel mundial, apostar por la innovación como herramienta para disminuir la pobreza y la desigualdad y avanzar en una organización interna cada vez más ágil, transparente y eficiente”.

El nuevo presidente de la organización ha destacado que “recibimos del equipo saliente un legado ordenado y en crecimiento, por lo que se impone una tarea de continuidad y adaptación a los nuevos retos de la infancia que deben pasar por alcanzar las metas de la nueva Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible; a pesar de los avances conseguidos la infancia sigue enfrentándose a conflictos y privaciones que violan sus derechos y a una pobreza extrema que provoca tragedias diarias en millones de familias; debemos seguir trabajando como hasta ahora para conseguir que los niños solo se preocupen de ser niños”.

Gustavo Suárez Pertierra estará acompañado en la nueva Comisión Permanente de UNICEF Comité Español por Juan Ramón García Secades, vicepresidente primero; María Solanas Cardín, vicepresidenta segunda; Federico Montero Hita, tesorero; , presidenta del Comité de Estudios y Formación; Juan Zabía de la Mata, secretario general; y María José Platero Díaz e Isidro Elezgarai Esteban en representación de los comités autonómicos.

El nuevo presidente de UNICEF Comité Español, que ha sido patrono de la organización entre 2012 y 2017, fue director general de Asuntos Religiosos del y presidente de la Comisión Asesora de , cargo que desempeñó hasta febrero de 1984 cuando ocupó la Subsecretaría del . En 1990 fue nombrado secretario de Estado de en el Ministerio de Defensa. Desde julio de 1993 formó parte del Gobierno como ministro de Educación y Ciencia, y dos años más tarde como ministro de Defensa, cargo que desempeñó hasta mayo de 1996. Diputado al Congreso por en la VI Legislatura, fue elegido presidente de la Comisión de en el . Reingresó a la actividad universitaria en mayo de 2000 y en diciembre del mismo año se trasladó a la cátedra de su disciplina en la de Educación a Distancia. Posteriormente, de 2005 y hasta el año 2012, presidió el .

Cuatro años de logros

El diplomático Carmelo Angulo deja su cargo en la Presidencia de UNICEF Comité Español tras un periodo de cuatro años en el que la organización ha fortalecido su liderazgo en la defensa de los derechos de la infancia en España, aumentando la contribución del Comité Español a los programas de UNICEF en todo el mundo y alcanzado una cifra récord de 380.000 socios.

Junto a Angulo, dejan el equipo de gobierno de UNICEF Comité Español: , vicepresidente primero; Carina Szpilka, vicepresidenta segunda; Mercedes Temboury, tesorera; y María Antonia Caimari, vocal.

Carmelo Angulo ha señalado que “seguiré trabajando en favor de los derechos de todos los niños y niñas, nunca dejaré de aportar para que se conozcan las causas y las consecuencias de la pobreza y la desigualdad, de sumar fuerzas para que las carencias se conviertan en oportunidades”, y ha añadido que “en este momento quiero recordar a cada socio y a cada donante de UNICEF que está contribuyendo a un trabajo que salva la vida de tantos niños, que ataja las causas de la pobreza y que impulsa el desarrollo a través de la inversión en la infancia, intentando conseguir un mundo mejor para todos”. También ha destacado la labor de los profesionales y voluntarios de la organización “que tanto en España como en las oficinas de terreno demuestran un altísimo compromiso con la amplia agenda de los problemas de la infancia”.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.