El Ibex 35 ha iniciado la sesión de este viernes con una subida del 3,5%, lo que ha llevado al selectivo a situarse en los 6.623,70 enteros a las 9.01 horas, en una semana marcada por las medidas adoptadas por los bancos centrales para inyectar liquidez para combatir la crisis generada por el coronavirus.

La última, la intervención de urgencia del (BCE) con el lanzamiento de un programa de emergencia mediante la adquisición de activos públicos y privados con un alcance de 750.000 millones de euros.

Dicho programa, que estará en vigor hasta finales de 2020, se suma al paquete de compras netas de activos de 120.000 millones de euros anunciado por el instituto emisor justo hace una semana.

En este contexto, el Ibex 35 lograba de nuevo este viernes frenar la sangría de los últimos días e iniciaba la sesión por encima de los 6.600 puntos, después de cerrar ayer con un avance del 1,93% en un escenario que sigue marcado por la volatilidad ante la pandemia del coronavirus.

Así, en los primeros compases de la sesión de este viernes, la mayor parte de los valores cotizaban al alza, liderados por Técnicas Reunidas (+9%), Viscofan (+9%), IAG (+7%), ACS (+8%), Repsol (+6%) y Amadeus (+5%), mientras que en el lado contrario se situaban Bankia (-1,8%) y Gamesa (-0,3%).

Los inversores estarán pendientes este viernes de las agencias Moody’s y S&P Global Ratings que tienen previsto actualizar su evaluación sobre la solvencia de la deuda soberana de España, en estado de alarma desde el pasado sábado, en un contexto marcado por el impacto de la epidemia de coronavirus en la economía y las medidas económicas anunciadas para paliar su efecto, así como por la intervención de los bancos centrales.

En este escenario, las bolsas europeas han abierto la jornada con subidas del 6% para Francfort y del 5% para y .

Por su parte, el precio del barril de calidad Brent, de referencia en Europa, continuaba al alza y subía hasta los 29,92 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), referencia para Estados Unidos, cotizaba en torno a los 26,67 dólares.

Asimismo, la prima de riesgo española se situaba en 102 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,73%, mientras que la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,0779 ‘billetes verdes’