El presidente de la Comisión Especial sobre la Evolución Demográfica en España, Ignacio Cosidó, propone a la OSCE elaborar una estrategia común para hacer frente al reto demográfico. La resolución se va a presentar en la próxima sesión de la , de la que forman parte 323 parlamentarios de 57 países.

La estrategia propuesta por Cosidó se basa en tres pilares: el apoyo a las familias y a las mujeres para el aumento de las tasas de natalidad en los países desarrollados; una adaptación de las políticas sociales para hacer frente al progresivo envejecimiento de nuestras sociedades y planes eficaces de desarrollo rural que permitan luchar contra la despoblación en amplias zonas del territorio.

El senador por y ha recordado que la lucha contra la despoblación ha sido uno de los ejes de la acción del . En este sentido, ha destacado medidas como el Plan “300x100” para llevar la banda ancha de Internet a todos los pueblos, con una inversión de más de 50 millones de euros para Castilla y León en 2018; las ayudas para adquisición o rehabilitación de viviendas en el medio rural o duplicar la tarifa plana para autónomos en los pueblos de menos de 5.000 habitantes.

El presidente de la Comisión sobre la Evolución Demográfica del se ha comprometido a mantener la lucha contra la despoblación como una prioridad en la nueva etapa de oposición. Así, ha señalado que las enmiendas introducidas por el Senado a los Presupuestos incrementan en 26,6 millones de euros los convenios para financiar el trasporte público en zonas despobladas; aumentar en 5,5 millones el programa “300x100” para llevar la banda ancha a polígonos industriales en zonas despobladas y reduce la fiscalidad a la energía consumida para el regadío.

PROPUESTAS DEL INFORME

En su informe, Cosidó reclama políticas de apoyo a la mujer, especialmente en el ámbito rural y, en particular, a las madres para reducir su invisibilidad laboral, fomentar su empleabilidad, su formación y educación, el reconocimiento de su función familiar, la defensa de sus derechos, la posibilidad de compatibilizar su maternidad con una actividad profesional y la reincorporación al trabajo de las jóvenes madres, facilitando la atención de los menores de todas las edades durante toda la jornada.

Asimismo, propone medidas de apoyo a los jóvenes para garantizar la renovación generacional, el emprendimiento, el autoempleo, el desarrollo rural y la búsqueda de nuevas oportunidades como la denominada economía verde.

En relación con las personas mayores, Cosidó solicita a los estados miembros una adaptación de los servicios sociales a poblaciones cada vez más envejecidas, adoptando las medidas necesarias para garantizar la viabilidad de los sistemas públicos de pensiones; promoviendo una atención sanitaria adecuada a las personas mayores; aumentando el número de plazas de atención a los ancianos con dependencia y afrontando iniciativas para combatir la soledad de aquellos mayores que viven solos en sus hogares.

Por otro lado, el senador popular apuesta por fomentar las inversiones en las zonas especialmente despobladas y envejecidas para mejorar sus infraestructuras, el transporte y las telecomunicaciones, reduciendo la denominada brecha digital y contando con servicios públicos de calidad en igualdad con el medio urbano. “Para ello es necesario apoyar a los territorios con tendencias demográficas menos dinámicas a través de inversiones públicas y privadas en materia de energía, educación, pequeñas empresas e investigación para impulsar su desarrollo social y económico”, ha subrayado.

Por último, Ignacio Cosidó considera imprescindible impulsar el desarrollo y la innovación tecnológica como mejor forma de incrementar la productividad; además de impulsar el crecimiento económico y garantizar la sostenibilidad de nuestros sistemas sociales del bienestar.