Por ello, ha puntualizado que la “ha establecido como prioridad absoluta las actuaciones encaminadas a normalizar el servicio del 016”. Desde el pasado 13 de junio, el servicio de atención 24 horas ha pasado a ser gestionado por una nueva empresa, ante la cual las trabajadoras del servicio han manifestado una notable desmejora en sus condiciones laborales.

La Secretaría de Estado de Igualdad, el subsecretario de Presidencia, el Gabinete Jurídico del Instituto de la Mujer y la Subdirección general de Coordinación Interinstitucional en Violencia de Género han realizado las acciones pertinentes para que la empresa cumpla y ejecute el contrato al que le compromete la reciente licitación, sin merma en el servicio y que se cumpla con las obligaciones laborales de acuerdo con la legislación vigente.

El 016 es un servicio 24 horas y los 365 días del año que se creó en cumplimiento de la Ley Contra la Violencia de Género y que garantiza la confidencialidad de las afectadas, ofreciendo una atención especializada hasta en 53 idiomas. Además de los reiterados recortes sufridos en las partidas presupuestarias destinadas a estas y otras partidas relacionadas con esta Ley y con la prevención de la violencia machista durante los últimos años, el anterior equipo de Gobierno abandonó a su suerte la continuidad del servicio, cuya prórroga ha tenido que ser gestionada por la Secretaría de Estado de Bienestar Social en tiempo récord y con la única empresa que se presentó al proceso de licitación.