El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en marzo de 2018 el 1,2% interanual, según cifras publicadas por el (INE), tasa idéntica a la adelantada por el INE y superior en una décima a la registrada en febrero (1,1%). Esta evolución se explica por la aceleración de los precios de la alimentación y, en menor medida, de los servicios, compensada parcialmente por la ligera caída de los bienes industriales no energéticos (BINE), tras la variación nula del mes anterior, y por el menor ritmo de crecimiento de los precios de la energía. En términos intermensuales, el IPC ha registrado un aumento del 0,1% en marzo de 2018, frente a la estabilización del mismo mes de 2017.

Los precios de los productos energéticos crecieron en marzo el 1,3% interanual, una décima menos que en febrero, debido a la caída del 1,4% de los precios de la electricidad, tras la subida del 0,5% del mes precedente, y, en menor medida, a la desaceleración de los del gas, que moderaron 1,1 puntos el ritmo de crecimiento, hasta el 6,6%. Por su parte, los precios de los carburantes y lubricantes pasaron de crecer un 0,7% interanual en febrero al 1,6% en marzo, y los de los combustibles líquidos aumentaron un 1,8%, tras el descenso del 1,9% en febrero.

La inflación de la alimentación se situó en el 1,4% en marzo, cuatro décimas superior a la del mes precedente. Los precios de la alimentación no elaborada crecieron el 1,6%, 1,3 puntos más que en el mes anterior, debido, principalmente, a la menor caída de los precios de las legumbres y hortalizas frescas (-3,4%, tras la caída del 10,6% en el mes previo). Los precios de la alimentación elaborada, bebidas y tabaco se desaceleraron una décima, hasta el 1,3% interanual.

La inflación subyacente (que excluye la alimentación no elaborada y los productos energéticos, elementos más volátiles del IPC) aumentó en marzo una décima, hasta el 1,2%, al igual que la inflación general, debido fundamentalmente a los servicios, cuyos precios se aceleraron dos décimas, hasta el 1,9%, impulsados principalmente por el turismo y la hostelería, cuyos precios aumentaron un 2,8% (2,3% en el mes anterior). Por su parte, los precios de los BINE cayeron el 0,1%, tras la estabilización del mes previo.

En términos intermensuales, el IPC ha registrado una tasa de variación del 0,1% en marzo de 2018, frente a la estabilización del mismo mes de 2017. Por componentes, aumentaron los precios de los BINE (1%, tasa inferior en una décima a la de marzo de 2017), servicios (0,4%, frente al incremento del 0,2% del mismo mes del año anterior) y alimentación (0,1%, tras la caída del 0,3% de un año antes), mientras que descendieron los de los productos energéticos (-2,6%, al igual que en marzo de 2017). Dentro del grupo de alimentación, los precios de los alimentos tanto no elaborados como elaborados registraron en marzo de 2018 una tasa intermensual del 0,1% (-1,2% y 0,2%, respectivamente, en el mismo mes de 2017).

La inflación de marzo aumentó respecto a la de febrero en todas las comunidades autónomas, excepto en Canarias (se moderó dos décimas, hasta el 1,2%). Los mayores incrementos de inflación, de tres décimas, se produjeron en (1,4%), Extremadura (1%) y (0,9%).

La tasa interanual del IPC a impuestos constantes se situó en marzo en el 1,2%, al igual que la registrada por el IPC general.

El INE ha publicado asimismo el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de marzo, cuya tasa interanual se sitúa en el 1,3%, una décima superior a la de febrero. Por su parte, la tasa adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro en marzo es del 1,4%, resultando un diferencial de inflación favorable para España de una décima.

Vídeo con la valoración de , secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa:

https://www.youtube.com/watch?v=zLw68V1blzg