• La portavoz de Universidades del GPP advierte de que el ministro Castells perderá toda credibilidad para afrontar la necesaria reforma universitaria “si acepta formar parte de la burla al Estado de derecho” que supone la Mesa entre el Gobierno de España y el .
  • Insta al ministro a “preocuparse” de las necesidades y los retos de la Universidad, en lugar de “otros cometidos”, para así fortalecer y elevar la calidad y el prestigio de la Universidad y, con ello, mejorar el sistema de educación superior de investigación, innovación y transferencia.
  • Aboga por una reforma del sistema universitario con consenso “desde un inicio”, porque sería “un mal método” que una reforma tan esperada se hiciera con opacidad y al margen del diálogo con otros grupos.
  • Rechaza la “pésima decisión” ideada por Sánchez de “escindir” el , en dos que, además de “incoherente” con lo defendido por quienes sustentan el Gobierno de coalición, conduce a “la descoordinación, la ralentización y a diversificar esfuerzos y recursos”.
  • Subraya que “la estructura” ministerial diseñada por Sánchez “hace saltar por los aires la coherencia, armonía y coordinación necesarias para impulsar un pacto por la ciencia y políticas imprescindibles para afrontar el presente, el futuro del progreso de España y de nuestras generaciones más jóvenes”.
  • Insta al Gobierno a favorecer “un escenario de valores” en la Universidad y recalca que “la Universidad debe ser un santuario de libertad, debate y respeto de todos, cualquiera que sea su ideología y proyecto”.
  • Pide políticas para “superar” el fenómeno creciente “de la imposición de un pensamiento único con la bronca y por la fuerza”: “Los universitarios catalanes no independentistas se han convertido en héroes señalados y perseguidos por pedir que se cumpla la ley y respeto a sus derechos, ideas y a la igualdad”.