El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha presidido este mediodía el acto de jura y entrega de títulos profesionales a la XXIII Promoción de Comisarios del Cuerpo Nacional de Policía. Durante este acto, que se ha celebrado en la sede de la , en , Jorge Fernández Díaz ha estado acompañado por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y la delegada del Gobierno en Madrid, , entre otras autoridades y responsables policiales.

En su intervención, el ministro del Interior ha pedido a los comisarios de esta XXIII promoción que “la seguridad del ciudadano sea siempre su primer objetivo”. Tras destacar que esta nueva promoción “evidencia la vitalidad y el dinamismo con que la afronta los nuevos tiempos y los nuevos desafíos”, ha instado a los comisarios a que sean “auténticos líderes policiales” y que utilicen su “bagaje profesional y formación” para que la Policía Nacional “continúe siendo un referente internacional”.

En esta línea, el ministro del Interior ha afirmado que los nuevos comisarios “son las piezas claves con las que cuenta este Departamento para trasladar a la operativa policial unas líneas estratégicas fundamentales que han sido diseñadas teniendo en cuenta el periodo complicado por el que estamos pasando y las grandes amenazas a nuestra seguridad”. Fernández Díaz ha subrayado que el narcotráfico, el crimen organizado, el ciberdelito, la trata de seres humanos, el terrorismo y la inmigración irregular son los principales campos de batalla donde “ustedes, nuevamente, tendrán que demostrar a los criminales que la sociedad española cuenta con entregados y eficaces defensores de la legalidad”. Además, les ha dicho que tienen la responsabilidad de “encaminar y modernizar” el Cuerpo Nacional de Policía, así como “incrementar sus niveles de eficacia y eficiencia”.

En su discurso, el director de la Policía les ha alentado a promover “la innovación como seña definitoria de liderazgo para hacer frente al gran desafío de la seguridad en el mundo virtual”. Además, Cosidó ha incidido en el trabajo conjunto para avanzar en el plan de transformación y modernización del Cuerpo, el Plan Estratégico para los próximos cuatro años, y que conlleva una gestión eficiente y racional de los recursos humanos y materiales que a partir de hoy dirigirán estos comisarios.

La promoción está compuesta por 24 nuevos comisarios, 20 hombres y 4 mujeres, y es la segunda que se ha formado en el . Los nuevos altos mandos policiales han finalizado el XXIII curso de ascenso a comisario, y se incorporarán inmediatamente a sus nuevos destinos para dirigir y gestionar a los agentes que integran esta institución.

Tras un proceso selectivo y un curso de cuatro meses de duración, junto con la experiencia adquirida en su carrera profesional, los nuevos comisarios están cualificados y preparados para afrontar los nuevos retos en el campo de la seguridad ciudadana e incrementar la eficacia policial en la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado o la inmigración ilegal.

Los nuevos comisarios policiales tienen una media de edad de 49 años; el 66,7% tiene estudios universitarios, -11 de ellos con licenciados-, y la mayoría lleva más de 30 años de trayectoria profesional en el Cuerpo Nacional de Policía