El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, y la ministra de Industria, y Comercio, , han anunciado las actuaciones que se están llevando a cabo desde sus respectivas áreas durante la crisis del coronavirus.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Maslaska, ha señalado que las diferentes policías están garantizando que la movilidad de la ciudadanía sea única permitida con la declaración del estado de alarma, y tendente a garantizar los servicios esenciales. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado también continúan desempeñando labores de protección en centros sanitarios y garantizando el abastecimiento de bienes imprescindibles para luchar contra la propagación del virus.

El ministro ha señalado que este lunes se han realizado 130 detenciones y 20.000 denuncias a personas que han incumplido el decreto del estado de alarma, que alcanzan ya las 190.000 en total. En este sentido ha querido destacar que la mayor parte de la sociedad está concienciada en la autoprotección y en la protección de los ciudadanos.

Fernando Grande-Marlaska ha anunciado que a día de hoy ya se están produciendo condenas en el ámbito penal por desobediencia a la autoridad con penas de 4 meses de prisión.

Por otro lado, recuerda que tres pacientes que estaban ingresados en hospitales de y de afectados por coronavirus, abandonaron de forma irresponsables el centro hospitalario poniendo en riesgo la salud de los ciudadanos.
En el ámbito de la ciber-delincuencia, desde la Guardia Civil y la se han detectado y atajado decenas de virus y software maliciosos que, a través de correos electrónicos o aplicaciones, pretendían introducirse en dispositivos de ciudadanos y de las instituciones. Por otro lado, el ministro del Interior ha pedido a la ciudadanía y opinión pública informarse a través de publicaciones oficiales para acabar con las campañas de desinformación.

El ministro del Interior también ha anunciado una nueva partida de materiales de protección para la Policía Nacional, Guardia Civil y los funcionarios de prisiones para evitar la propagación del virus y garantizar la seguridad de los agentes.

Por último ha pedido la implicación y responsabilidad de la ciudadanía a seguir limitando los movimientos a lo estrictamente necesario de cara a los próximos días que se prevén los más duros de esta crisis sanitaria.