candidato de IU a la Presidencia del Gobierno interviene en un acto organizado por el Frente Cívico, donde ha compartido escenario con Julio Anguita (Frente Cívico) y (Podemos)

El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, , ha reivindicado esta tarde la importancia de “hablar de economía, no sólo de tacticismo político y suma de votos”. Garzón ha intervenido en un acto organizado por el Frente Cívico en -en el que ha compartido escenario con Julio Anguita (Frente Cívico) y Juan Carlos Monedero (Podemos)-, donde ha apuntado al objetivo de que “la política vuelva a dominar la economía”, frente al dibujo actual, en el que “la economía gobierna a la política”. “El escenario electoral ya es insuficiente. La política tiene que ser con mayúsculas. Necesitamos y poner la economía al servicio de la política”, dijo.

“El análisis marxista -enfatizó el diputado de IU por Málaga- permite explicar cómo se distribuyen las clases y cómo se construye el mundo. Si no sabemos analizar el 15M en clave económica, no podemos entender lo que viene. Y si no atendemos lo que ocurre en o al poder económico, no entendemos nada”.

Tras este análisis y de cara a las elecciones generales, el candidato a la Presidencia del Gobierno descartó la preponderancia de las siglas y las papeletas: “No se trata de unir a las izquierdas, sino a las fuerzas sociales. Somos lo suficientemente maduros para tener claro esto”. Recordó que ya en 2011 él mismo apeló durante la campaña electoral de las generales al “eje arriba-abajo”.

“El pasado 24M –recordó en alusión a las recientes elecciones municipales- en , , A Coruña, , , Zaragoza… la sigla dio igual. Lo importante que ha valorado la gente ha sido lo que había detrás. La unidad popular es un instrumento. Pero no puede ser un instrumento tacticista para las elecciones, sino algo que vaya más allá: la unidad popular”.

Puso como ejemplo las movilizaciones para impedir los desahucios y argumentó que “cuando estamos parando uno no le pedimos el carné al compañero o a la compañera que tenemos al lado. Tenemos claro que nuestro objetivo es defender esa casa. De cara a las próximas elecciones generales tenemos que seguir ese ejemplo y lograr que la unidad popular que hay en las calles cristalice en La Moncloa”.

Allí donde haya fuerzas políticas y sociales con voluntad de cambio y de construir una sociedad más justa “estará Izquierda Unida, porque lo llevamos en nuestro ADN”, defendió.

Al tiempo que insistía en rechazar el “tacticismo político” como el único camino a seguir, Alberto Garzón reivindicó, tomando como referencia al pueblo como sujeto político, que éste se organice mediante la pedagogía “y la izquierda es pedagogía”, remachó.

“El pueblo no se construye sólo con discursos, sino con la praxis: en los desahucios, en las ocupaciones de universidades… si no hay pedagogía y formación puede llegar alguien con más recursos, con más patrocinadores y te ganará”, analizó.

Garzón señaló a los asistentes al acto que “el bipartidismo está herido y sólo se ha quebrado el 24M en aquellas ciudades en las que ha habido unidad popular. El bipartidismo es el brazo político que desarticula el sistema económico español”. Destacó también que “vivimos un proceso deconstituyente impulsado por un capitalismo salvaje que antepone sus intereses a los de las personas. La decisión que han tomado las élites es el desmoronamiento del sistema y ha aprovechado la crisis para acelerarlo”.