El portavoz parlamentario de Izquierda Unida registra una iniciativa en el Congreso para que el Ejecutivo del PP conteste también si “¿cree que es posible que las operadoras y proveedores europeos pretendan imitar a sus homólogos estadounidenses y presionar para obtener resultados parecidos?”

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, , quiere que el explique qué piensa hacer después de que la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos -con el impulso formal de la Administración que lidera el presidente - haya aprobado un plan para derogar las protecciones de neutralidad de la Red, eliminando las normas que prohíben a los proveedores de Internet bloquear o ralentizar el acceso al contenido en línea. Garzón plantea al Ejecutivo a través de una batería de preguntas registrada en el Congreso, entre otras cuestiones, que “valoración” hace de este asunto y si va a tomar medidas para que “no afecte a España”.

El máximo responsable de IU expone en su iniciativa al Ejecutivo de que “la neutralidad de la Red es el principio por el cual los proveedores de servicios de Internet y los gobiernos que la regulan deben tratar por igual a todo tráfico de datos, sin discriminarlo ni cobrar al usuario de manera diferente según el contenido, la página web, la plataforma, la aplicación, el tipo de equipamiento utilizado para el acceso o el modo de comunicación”.

otra manera -detalla-, significa que los proveedores de Internet no pueden recompensar con conexiones más veloces a aquellas compañías productoras de contenidos que quieran o puedan pagar más para tener más velocidad” e incide en que “al ser Internet un servicio público, su cobertura debe llegar a toda la población sin restringirse por cuestiones mercantiles”.

“En todo caso, es una medida preocupante porque acaba con la igualdad de los usuarios en Internet y permite imponer un sistema segmentado de diferentes velocidades”, apunta.

Alberto Garzón advierte también de que este plan que impulsa la “ya ha sido elogiado por la industria de las telecomunicaciones y los grandes proveedores, y aunque en principio sólo afectaría a la forma de navegar en Internet de los usuarios estadounidenses, puede tener implicaciones en otras latitudes si consideramos las grandes cantidades de tráfico que se intercambian diariamente, por ejemplo desde , con proveedores estadounidenses”.

De ahí que en su iniciativa parlamentaria el máximo dirigente de IU reclame también datos sobre si “¿tiene pensado el Gobierno plantear en las instituciones europeas medidas para asegurar la neutralidad de la Red?” y si “¿cree que es posible que las operadoras y proveedores europeos pretendan imitar a sus homólogos estadounidenses y presionar para obtener resultados parecidos?”