El coordinador general de IU Andalucía, , considera “muy positivo” que se abra un debate en torno a este cementerio nuclear y adelanta también que preguntarán al en el Congreso sobre el traslado de material contaminado desde la central burgalesa de

Izquierda Unida, a través de su federación en Andalucía (IU Andalucía), ha valorado hoy de forma “muy positiva” que el haya aceptado la petición que esta formación le trasladó hace unos meses para investigar las actividades del almacén de residuos radiactivos de El Cabril y que se lleve allí material nuclear desde la central de Santa María de Garoña ().

El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha celebrado en una reunión con diferentes colectivos sociales que estudie las diferentes problemáticas que rodean al almacén de El Cabril, entre ellas su posible ampliación, la falta de garantías de seguridad, así como la necesidad de su desmantelamiento y cierre definitivo de este cementerio nuclear.

La reivindicación del cierre de El Cabril es una demanda histórica de Izquierda Unida. Maíllo considera que debe abordarse cuanto antes este debate con vistas a que este almacén de residuos deje de acoger más material altamente radiactivo.

Esta petición de IU se suma a la necesidad de conservación del medio ambiente en general y, más en concreto, en un enclave natural donde se encuentra El Cabril, como es el Parque Natural de la .

Izquierda Unida coincide con diferentes colectivos ecologistas en advertir del “grave riesgo para el ecosistema que puede ocasionar una fuga radioactiva”.

Además, Antonio Maíllo ha adelantado que el diputado andaluz de Izquierda Unida va a formalizar una pregunta parlamentaria dirigida al Ministerio de Transición Energética para que “el Gobierno socialista de Pedro Sánchez detalle cuáles son sus intenciones sobre el cementerio de El Cabril”.

IU interrogará también al Ejecutivo central sobre qué postura defenderá ante los trabajos que lleve a cabo la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, así como la información de que dispone sobre el traslado de residuos de la central de Santa María de Garoña a El Cabril que, como ha denunciado Maíllo, se produce “sin ningún tipo de blindaje ni seguridad”.