La dirección federal de está en disposición de afirmar “con toda la rotundidad y la razón que nos ampara que ni IU Federal ni ninguna de las federaciones que la componen está acusada a día de hoy de ninguna supuesta irregularidad contable sobre ningún año, incluido 2012, ni tiene pendiente ninguno de los tres procedimientos sancionadores abiertos por el el año pasado en relación al denominado ‘Informe de Fiscalización de los estados contables de los Partidos Políticos y de las donaciones percibidas por las Fundaciones vinculadas orgánicamente, ejercicio 2009, 2010 y 2011’”.

“Todos estos procedimientos -señala la responsable federal de Finanzas de IU, , han sido instruidos conforme a derecho hace meses por el citado tribunal y, tras conocer las alegaciones presentadas por IU, una vez requerida para ello, todos ellos fueron cerrados tras haber sido resueltos favorablemente para esta formación. Lógicamente, Izquierda Unida no está amenazada ni tiene pendiente ningún tipo de sanción económica o administrativa en relación al citado informe”.

Izquierda Unida sale así al paso de la información publicada hoy por el diario ‘El País’ que, dentro de una información general sobre la actuación fiscalizadora del Tribunal de Cuentas, dedica un apartado específico con un destacado titular a esta formación (además de al PAR) del siguiente tenor: ‘IU y el PAR, bajo la tenaza de sanciones’. Para su elaboración, en la que aparecen datos antiguos, insuficientes y parciales, “no se ha contrastado en ningún momento la información con los responsables de IU, ni seguido los canales habituales de comunicación que tiene a su alcance cualquier medio para ofrecer a sus seguidores una información veraz, contrastada y completa”, señala esta formación.

Los tres procedimientos mencionados con anterioridad fueron resueltos con fecha 12 de noviembre, en lo que tiene que ver con la primera propuesta de resolución, y de 1 de diciembre y 20 de diciembre de 2014, en las resoluciones definitivas para el resto. En el último de ellos, el que tiene que ver directamente con IU Federal, cuya resolución firma la secretaria general del Tribunal de Cuentas, , se especifica textualmente que el Pleno de este tribunal fiscalizador adoptó el pasado 20 de diciembre el acuerdo de ‘Declarar la no exigencia de responsabilidad a por los hechos que motivaron el inicio del procedimiento sancionador, al no constituir infracción sancionable con arreglo al artículo 17 de la Ley Orgánica 8/2007 (de Financiación de Partidos Políticos), acordándose, en consecuencia, el archivo de las actuaciones”.

En el apartado de ‘Fundamentos de Derecho’ de la citada resolución definitiva del Tribunal de Cuentas se especifica con claridad que ‘los hechos expuestos en el Informe de Fiscalización obligan a descartar el primer supuesto descrito como infracción sancionable, es decir, la falta de rendición de cuentas sin causa justificada, pues existe evidencia de que tanto la Ejecutiva Federal como las organizaciones territoriales han rendido las cuentas correspondientes a los tres ejercicios fiscalizados, que han sido objeto de estudio y análisis por el Tribunal de Cuentas’.

El Pleno del Tribunal de Cuentas concluye que ‘en definitiva, los hechos imputados a la formación política no han impedido al Tribunal de Cuentas llevar a cabo su cometido fiscalizador respecto de la actividad económico financiera de la formación política Izquierda Unida Federal por lo que no constituyen infracción sancionable con arreglo al artículo 17.b) de la Ley Orgánica 8/2007 de Financiación de Partidos Políticos’.

En un sentido similar favorable a Izquierda Unida son las propuestas de resolución y resoluciones redactadas y notificadas ya por el Tribunal de Cuentas, en estos casos referidas de manera específica a Convocatoria por Andalucía y a Esquerra Unida de les Illes Balears.

En el primer caso, relativo al expediente sancionador abierto en mayo de 2014 contra la federación andaluza de IU ‘como presunto responsable por la aceptación de donaciones no identificadas’ esta formación alegó al tribunal e informó públicamente hasta la saciedad que este dinero provenía de la parte de su sueldo que mensualmente entregan a la organización los diputado/as en el . La instructora del expediente trasladó ya a esta formación en noviembre pasado que acordaba, textualmente, ‘decretar el archivo del expediente sancionador incoado contra la formación política Izquierda Unida-Los Verdes Convocatoria por Andalucía por extinción de la responsabilidad derivada de la prescripción de las posibles infracciones a que se refiere el presente procedimiento”.

En lo referido al procedimiento sobre Esquerra Unida de les Illes Balears, abierto por la supuesta ‘falta de presentación por parte del mismo de las respectivas Memorias correspondientes a las cuentas anuales de los ejercicios 2009, 2010 y 2011’, el acuerdo es, textualmente, ‘absolver al partido político Esquerra Unida de les Illes Balears’. El Tribunal señala en su razonamiento que esta federación de IU ‘no ha incurrido en la responsabilidad a que se refiere el artículo 17 de la Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, en relación con los hechos que dieron lugar a la iniciación del presente procedimiento sancionador’.