El diputado y portavoz de IU en esta comisión mixta recuerda por carta a la presidenta del Congreso que “a esta falta de funcionamiento que hace que la función de control parlamentario sea inexistente se suma el hecho de que varios de los miembros del han visto expirar el mandato para el que fueron elegidos por la Cámara y debería procederse a su renovación”

El diputado y portavoz de Izquierda Unida en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la y sus sociedades, , ha remitido hoy una carta a la presidenta del Congreso, , donde le traslada “con suma preocupación” su valoración por la “anómala situación que se está produciendo en el funcionamiento” de esta misma comisión.

Sixto solicita en concreto a la máxima autoridad de la Cámara Baja que “arbitre las medidas necesarias para que se pueda tener aprobado a la mayor brevedad el calendario ordinario de reuniones de comparecencias del presidente del y, además, puedan ordenarse los trabajos para debatir las numerosas iniciativas pendientes, alguna de las cuales tengo el honor de haber presentado”.

En su misiva, el diputado valenciano de IU detalla los motivos que le han llevado a emprender esta actuación parlamentaria y explica que “por un lado, la Mesa del Congreso todavía no ha aprobado a fecha de hoy el calendario de reuniones ordinarias en las que ha de comparecer el presidente del para responder a las preguntas de los miembros de dicha Comisión”.

“Por otro lado -prosigue Sixto su relato-, todavía no se ha convocado ninguna sesión, ni siquiera de la Mesa y Portavoces de la misma, para la ordenación de los trabajos, lo que hace imposible que otras iniciativas que deben verse en ella como son proposiciones no de ley o las memorias de la Corporación de varios ejercicios anteriores, puedan substanciarse”.

Para Ricardo Sixto, “a esta falta de funcionamiento que hace que la función de control parlamentario de la Corporación que da nombre a la Comisión sea inexistente se suma, además, el hecho de que varios de los miembros del Consejo de Administración han visto expirar el mandato para el que fueron elegidos por la Cámara y debería procederse a su renovación”.