En su reunión de esta mañana, la Comisión Colegiada Federal de Izquierda Unida ha decidido apoyar el acuerdo alcanzado entre el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos - En Comú Podem - En Marea y el de 2019.

Este acuerdo se enmarca en un momento histórico precedido por una moción de censura que permitió desalojar del gobierno a la derecha más corrupta de Europa, responsable de los mayores recortes de la democracia. En este sentido, y dada la relación de fuerzas parlamentarias, nos situamos en la disyuntiva de la prórroga del presupuesto del o de alcanzar medidas concretas que alivien el sufrimiento de millones de personas del país.

Entendemos que este acuerdo supone un punto de partida para la reversión de las políticas de recortes que tanto daño han hecho a las familias trabajadoras. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer para resolver los grandes problemas del país , por lo que desde Izquierda Unida seguiremos trabajando en todos los frentes para cambiarlo todo.

Debemos subrayar el papel que ha desempeñado Izquierda Unida durante el proceso de negociación , que ha permitido concretar las medidas que más impacto van a tener en las condiciones de vida la mayoría social trabajadora. Entre ellas, destacamos las siguientes:

1.- Subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 €, lo que supone una subida de más del 22% respecto al actual.

2.- Revalorización de las pensiones con el IPC y la mejora de las de menor importe y de las no contributivas un 3%.

3.- Subida del 40% respecto al PGE de 2018 en las cuantías para atender a personas dependientes.

4.- Avances en la eliminación de privilegios fiscales a las grandes empresas y a las rentas más altas.

5.- Medidas de higiene democrática para avanzar en la derogación de la criminalización de la protesta social y la Ley Mordaza.

Tal y como acordamos e informamos a nuestra militancia, este acuerdo tendrá que ratificarse en la próxima reunión de la y Social de IU que tendrá lugar el próximo 20 de octubre .

Seguiremos en las movilizaciones como las convocadas para el 24 y 27-O y trabajando para mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora y los sectores populares. Asimismo, es necesario el apoyo del pueblo en las calles y en las urnas para fortalecer nuestra presencia en las instituciones y así revertir con mayor determinación las políticas neoliberales. La única lucha que se pierde es la que se abandona.