Durante este acto, Jorge Fernández Díaz ha estado acompañado por la delegada del Gobierno en Andalucía, ; el alcalde de Sevilla, ; el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, y el subsecretario del , , entre otras autoridades locales y autonómicas.

En esta novena edición de los Premios Plaza de España, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha tenido palabras muy emotivas para todos los premiados. De , ha afirmado que “es el gran periodista que, en el ejercicio de su libertad de expresión, día a día, defiende a través de las ondas la España constitucional, como garantía de libertades y patria común”.

El Ayuntamiento de , otro de los premiados en esta edición, el ministro ha señalado que “es una ciudad bicentenaria y cuna del parlamentarismo español cuando se introduce el principio de la soberanía nacional”. Sobre la Asociación “San José” de Guadix, en favor de las personas con discapacidad, Fernández Díaz ha subrayado que desde 1972 trabaja todos los días en eliminar la invisibilidad de estas personas y en mejorar su calidad de vida, o lo que es lo mismo, en defensa de la igualdad de oportunidades.

El ministro del Interior ha ensalzado la labor de Salvamento Marítimo (SASEMAR), premiado en esta edición, de la que ha recordado que es una institución “que protege la seguridad de todos en el mar con todos los medios a su alcance, y un gran espíritu de solidaridad y sacrificio, que les lleva a arriesgar su propia vida en el rescate a los que están en peligro”.

En su intervención, Jorge Fernández Díaz, ha tenido un especial recuerdo a otra de las entidades premiadas este año por la Delegación del Gobierno en Andalucía como es la (FVT). El ministro del Interior ha afirmado que es “un verdadero orgullo” el reconocimiento público que se hace con este premio a la , “sobre todo cuando el galardón se entrega en una tierra como Andalucía, que vio nacer a más de 120 personas asesinadas, sólo por , una Andalucía que tanto dolor y tanta sangre ha entregado en defensa de nuestra Patria y de nuestro sistema constitucional”.

Fernández Díaz ha señalado que las víctimas del terrorismo “son uno de los pilares sobre los que se asiente nuestro sistema constitucional de libertades y también la base para construir el relato del fin del terror, que solo será riguroso si se asienta sobre la verdad de lo ocurrido durante tantas décadas de horror cuyas consecuencias más dramáticamente irreparables han sido los asesinatos de personas”.

En este sentido, el ministro del Interior ha recordado que la derogación de la “Doctrina Parot” por el (TEDH) “no nos ha gustado a nadie”. Sin embargo, ha explicado el ministro, el Gobierno está trabajando “intensamente” para llevar a cabo la reforma legislativa para hacer más efectivo el embargo de bienes de terroristas que no han satisfecho la responsabilidad civil por las acciones terroristas cometidas y la introducción de unos requisitos objetivos para evitar que los terroristas que no se arrepienten ni han pagado las indemnizaciones a las víctimas, puedan beneficiarse de las ayudas que la sociedad otorga a los presos que salen de prisión una vez cumplida su condena.

Jorge Fernández Díaz ha señalado que el Gobierno se va a seguir trabajando en conseguir la disolución y total desaparición de ETA, “una vez que ha sido derrotada policialmente por el Estado de Derecho, pues el terror no ha conseguido ni uno de los objetivos por los que mataba”.

Finalmente, el ministro del Interior ha subrayado que el Reglamento recientemente aprobado de la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, ha supuesto un gran avance y un hito en la legislación europea sobre víctimas del terrorismo.

Con este Reglamento se complementa el régimen jurídico de resarcimientos, indemnizaciones y ayudas con un conjunto de actuaciones con el fin de asegurar una reparación integral de los perjuicios padecidos y se consagra un sistema que se sustenta en los valores de memoria, dignidad, verdad y justicia, que exige unas líneas de actuación determinadas por parte de los poderes públicos.