• El ministro de Fomento los ha rubricado junto a , presidente del , Costa, vicepresidente del BEI, Miguel Martín Fernández, presidente de la y , presidente en funciones de la CECA

  • Es un paso adelante para que Fomento pueda movilizar en este año y el siguiente 17.000 millones de euros en inversiones que, de otra forma, se habrían visto pospuestas en el tiempo

  • El plan abre la puerta a una estrecha colaboración público-privada y servirá para reactivar la economía y el empleo y el desarrollo de una red de transportes sostenible

El ministro de Fomento, , ha firmado hoy junto con los responsables del (ICO), el (BEI), la (AEB) y la (CECA), los acuerdos que sientan las bases para el acceso a la financiación de los proyectos incluidos en el Plan Extraordinario de Infraestructuras, que está previsto movilice 17.000 millones de euros en 2010 y 2011.

Este plan, presentado el pasado 7 de abril, es la apuesta conjunta del Gobierno, las entidades financieras y las empresas del sector para reactivar la economía y el empleo a través de la inversión en infraestructuras de transporte, y permitirá anticipar a este año y el próximo inversiones que de otra forma se hubieran retrasado en el tiempo.

Blanco ha rubricado los acuerdos que abren la puerta a nuevas fórmulas mixtas de financiación público-privada en la sede del Departamento junto a José María Ayala Vargas, presidente del ICO, Carlos da Silva Costa, vicepresidente del BEI, Miguel Martín Fernández, presidente de la AEB y José Antonio Olavarrieta, presidente en funciones de la CECA.

Conforme al convenio suscrito por Fomento y el ICO, este organismo público participará en hasta un 30% de la inversión del plan extraordinario de infraestructuras.

Por su parte, el Banco Europeo de Inversiones asignará, dentro del acuerdo marco vigente con el Ministerio, 2.100 millones de euros, para financiar actuaciones contempladas en el plan.

Los convenios firmados con la y la Confederación Española de Cajas de Ahorro establecen por su parte un marco de colaboración de las entidades financieras y las cajas confederadas para facilitar la financiación de manera conjunta o complementaria al resto de organismos comprometidos en el plan extraordinario.

Esta rúbrica culmina la labor que se ha venido realizando durante los últimos meses entre representantes del y de las principales entidades financieras nacionales e internacionales para diseñar un plan extraordinario cuyas características aseguran la financiación de las actuaciones ya que soportan unos riesgos asumibles por el sector financiero y proporcionan una rentabilidad adecuada.