En el Día Internacional de la Mujer, desde Juventudes Socialistas de España (JSE) manifiestan un año más su compromiso con las mujeres, con la defensa de sus derechos y con las políticas de igualdad como instrumento para avanzar hacia una sociedad en la que las mujeres sean dueñas y ejerzan desde la libertad el protagonismo de sus propias vidas.

Para el Secretario General de JSE, Omar Anguita, “no puede existir una sociedad verdaderamente democrática si no somos capaces de eliminar los comportamientos machistas que atentan contra más de la mitad de la población”. Un machismo, que para la organización juvenil socialista se extiende por todos los ámbitos, desde el familiar, social y laboral, hasta la más cruel de las manifestaciones que es la violencia de género ejercida contra las mujeres.

Una sociedad libre de machismo es objetivo prioritario de JSE y una de sus señas de identidad, y es por ello que con motivo de la conmemoración del 8 de Marzo, desde la organización juvenil socialista se posicionan para un “verdadero cambio social” que suponga una “profunda” transformación estructural en el que las mujeres sean protagonistas y copartícipes de todo.

Para la Secretaria de Igualdad de JSE, , “la igualdad entre mujeres y hombres es el principal reto de la juventud actual”, por lo que ha reiterado el compromiso de la organización con las acciones marcadas por los dos sindicatos mayoritarios (UGT y CC.OO) apoyando la propuesta de paro laboral de dos horas en la jornada de hoy, como medida de “concienciación y reivindicación” ante la situación generalizada de desigualdad laboral que sufren las mujeres y de todas las desigualdades que afectan a la condición de ser mujeres en nuestro país.

En palabras de Satué, “no puede haber progreso social si no se reconoce el talento y capacidad de las mujeres en los diferentes ámbitos de la sociedad, así como su contribución al desarrollo económico y social de nuestro país”. Por ello reivindica que se aborden por ley medidas para erradicar las discriminaciones históricas que han condicionado y lo siguen haciendo la vida de las mujeres, en especial en todo lo relativo al empleo y la vida laboral. En este sentido ha querido recordar que en pleno 2018, una mujer cobra un 23% menos que un hombre por hacer el mismo trabajo, lo que tacha de “inaceptable”.

Desde Juventudes Socialistas finalizan afirmando que el 8 de Marzo no puede ser simplemente una fecha conmemorativa, ya que la consideran ante todo una jornada de lucha, de sensibilización y concienciación ante el conjunto de la sociedad del camino que nos queda por recorrer para conseguir una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.