Lo ha manifestado en castellano y en contestación a la primera pregunta que le ha hecho su abogado en la tercera jornada del juicio por el proceso independentista en Cataluña y tras negarse a declarar a los fiscales y al resto de acusaciones.

“No voy a renunciar a mis convicciones democráticas, me encuentro en situación de indefensión porque estoy convencido de que se me acusa por mis ideas y no por mis hechos. Estoy en un juicio político. Considero que me debo a mis votantes y por eso no contestaré a las preguntas de las acusaciones”, ha afirmado.