El senador del GPP, , ha defendido una Proposición no de Ley, que ha resultada aprobada por unanimidad, relativa a la lucha contra el tráfico de drogas, en la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas, celebrada hoy en la Cámara Alta, “por tratarse de uno de los principales problemas de la sociedad actual española y del mundo”, ha dicho.

Durante su intervención, Landaluce ha incidido en la importancia de que todas las Administraciones Públicas trabajen en la lucha contra las drogas porque “en España -ha subrayado- el problema de tráfico de drogas se ha acentuado en los últimos años, fundamentalmente en la costa de Cádiz, que se ha convertido en la puerta de Europa del hachís”.

El senador gaditano ha explicado que el narcotráfico es el comercio de sustancias tóxicas, que engloba la fabricación, distribución, venta, control de mercados y reciclaje de estupefacientes, adictivos o no, potencialmente dañinos para la salud, conocidos comúnmente como drogas; y es el principal problema social de muchos países.

José Ignacio Landaluce ha recordado que el año pasado aumentaron un 45% las incautaciones de hachís en el y en un 300% las de cocaína y ha hecho hincapié en que el 40% de los más de 372.900 kilos de droga intervenidos en España en 2017 fue incautado en Cádiz. “Aunque la costa gaditana no es el único sitio donde ejercen estar redes, también hay otras regiones destacadas como ”, ha puntualizado.

Este aumento de tráfico de drogas en la zona del Campo de Gibraltar ha llevado aparejada un aumento de violencia, principalmente contra los agentes de la , la y la Guardia Costera, y de inseguridad ciudadana. “Un hecho que ha provocado la preocupación de las instituciones, el Gobierno, la clase política y la sociedad en general. La lucha contra el tráfico ilegal de droga es y debe ser una prioridad para nuestro país”, ha mantenido el senador popular.

Landaluce también se ha referido a la amenaza derivada de un incremento del tráfico ilegal de drogas por parte de las mafias, “donde los narcotraficantes disponen cada vez de mayores recursos, como de lanchas y coches más rápidos de tecnología avanzada, y en los últimos años, también, armas de fuego”.

“Por todo ello, -ha concluido- se hace necesario poner en marcha todos los recursos y medidas posibles para luchar contra el tráfico de drogas, incorporando un mayor número de efectivos policiales, una mejor dotación de medios materiales y atacando las redes financieras y logísticas”.