El lanzamiento del satélite, que será realizado por la empresa , está previsto para este domingo desde la base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en Vandenbeg () y en presencia de una delegación del Ministerio de Defensa encabezada por el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde , y la secretaria general y PYME del , , Begoña Cristeto Blasco. En España, la ministra de Defensa, , seguirá dicho lanzamiento desde las instalaciones del INTA en Torrejón de ().

Un paso decisivo

El satélite PAZ forma parte del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS). Su lanzamiento supone un importante avance del sector espacial español ya que convertirá a España en el tercer país europeo con capacidad de observación propia, después de Alemania e Italia.

Este satélite responde a los requisitos más exigentes en materia de seguridad y defensa y de obtención de información desde el espacio. Además, cuenta con una capacidad de utilización dual, es decir, su uso podrá ser tanto civil como militar. También será importante la información que recabe en el ámbito de la investigación científica.

La tecnología SAR (siglas en inglés para Radar de Apertura Sintética) del PAZ, y a diferencia de la tecnología óptica en otros casos, permite obtener imágenes de la tierra de alta resolución en condiciones climáticas adversas y durante la noche, es decir, todo tiempo.

“Esfuerzo de Estado”

Según el secretario de Estado de Defensa, “el satélite PAZ cuenta con un radar de alta resolución, lo que le permitirá adquirir imágenes independientemente de las condiciones meteorológicas, con aplicaciones tanto en el ámbito de defensa como en el comercial”. Es, por lo tanto “una herramienta esencial, que contribuye al esfuerzo del Estado en materia de seguridad nacional”, ha explicado.

Para su implantación, el Ministerio de Defensa firmó un Convenio con la empresa Hisdesat Servicios Estratégicos S.A., para la definición e implantación de un Sistema de Observación de la Tierra por Satélite gubernamental con tecnología Radar, aprobado en el 22 de febrero de 2008 y con vigencia durante la Vida operativa del satélite PAZ.

Han participado en su concepción, desarrollo y ejecución el Ministerio de Defensa, con la colaboración del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, así como para el Desarrollo Técnico Industrial (CDTI), 15 empresas y tres universidades, entre las que destacan, Defense and Space, INTA (O.A) , GMV, Deimos y el DLR alemán.

El Segmento Espacio (el satélite propiamente dicho) fue desarrollado e implementado por EADS-CASA Espacio en España, suponiendo una variación al diseño del satélite TERRASAR-X desarrollado por EADS Astrium GmbH.

Su lanzamiento será llevado a cabo mediante un lanzador de la empresa estadounidense SpaceX. Su consecución total (satélite más lanzamiento) es responsabilidad de la empresa Hisdesat.

El papel del INTA

El Segmento Terreno (es decir, la monitorización, seguimiento y recogida de datos) es responsabilidad del INTA, el Instituto perteneciente al Ministerio de Defensa.

Fue el 31 de julio de 2015 cuando se firmó el correspondiente Acuerdo entre INTA e Hisdesat por el que la empresa es responsable de la operación del sistema y el INTA proporciona soporte para el mantenimiento (correctivo y preventivo de los equipos e instalaciones).

Para ello, se ha habilitado un despliegue en tres ámbitos: el Centro Espacial INTA Torrejón (CEIT), donde se ubican los sistemas que componen el centro de nominal de operación; el Centro de Usuarios de Defensa, situado en el Centro de Sistemas Espaciales de Observación (Cesaerob) del ; y el , donde se ubican los sistemas de respaldo de las funciones críticas de operaciones de vuelo, situado en las instalaciones del INTA en (Canarias).

Las primeras operaciones y la aproximación a la órbita de referencia del PAZ serán llevadas a cabo desde el Centro de Operaciones Espaciales alemán (GSOC) y, posteriormente, el control será definitivamente transferido al CEIT para el inicio de la fase de puesta en servicio del sistema y su posterior operación rutinaria.

Principales usos

Las aplicaciones del Programa permitirán el uso del satélite SAR en campos tan diversos como: la vigilancia de la superficie terrestre, control de vertidos marítimos, urbanismo y ordenación del territorio, control de la ocupación del suelo o de los recursos naturales, planificación de infraestructuras, evaluación de catástrofes, incendios forestales o control del medio ambiente.

En su faceta de uso militar, las utilidades serán de inteligencia, simulación de operaciones militares, verificación de tratados internacionales, control fronterizo o cartografía de alta resolución.

Una particularidad de esta tecnología es que ciertos desastres medioambientales, como los vertidos en el mar, solamente pueden ser detectados con la tecnología radar, mientras que, por ejemplo, la evolución de la masa vegetal sólo se puede observar mediante la tecnología óptica.

La puesta en funcionamiento del sistema comprenderá todos los subsistemas y equipos necesarios para la programación, producción, gestión, tratamiento y explotación de imágenes referenciadas geográficamente, obtenidas con el satélite SAR objeto de este Programa, a fin de ser utilizadas en diversos ámbitos, principalmente en seguridad y defensa, pero también en el mundo civil y en el de la investigación.