La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario y vicesecretaria general del PSOE, , ha reclamado a los partidos políticos “valentía y voluntad de acuerdo” para llevar a cabo una reforma de la Constitución y una “actualización urgente” del modelo de Estado autonómico.

“Seamos audaces. Nuestro país vuelve a necesitar el mismo coraje político que impulsó la Constitución de 1978”, ha enfatizado Adriana Lastra, quien ha apelado “a la valentía y a la voluntad de acuerdo de todas las formaciones políticas” para que “se atrevan a hacer posible lo que es difícil, pero no imposible: convivir, entendernos, sumar y construir, como hemos venido haciendo durante las últimas cuatro décadas”.

“La Constitución pronto cumplirá 40 años desde su aprobación. Nos ha dado progreso y nos ha aportado una estabilidad inédita en nuestra historia”, pero “las certezas, necesidades y respuestas de 1978 no son exactamente las que tenemos 40 años después” y por eso “tenemos que actualizarlas, tender un puente entre dos siglos y abrir la puerta de la Constitución a una generación que no pudo votar en diciembre de 1978”, ha dicho la dirigente socialista en la Comisión para la evaluación y la modernización del estado autonómico impulsada por el PSOE, en la que hoy comparecen tres padres de las Constitución –Miguel Herrero de Miñón, , y -.

Lastra ha recordado que los socialistas siempre han apostado por el Estado autonómico, construyéndolo y desarrollándolo: “Nadie ha creído y apostado tanto por el Estado autonómico como nosotros. Desde esa misma lealtad, somos capaces de reconocer las numerosas razones por las que nuestro modelo necesita hoy una actualización urgente”, ha señalado, recalcando que “el Estado necesita afrontar nuevos retos, cubrir nuevas necesidades, dar solución a nuevos problemas”.

“La sociedad española ni quiere ni necesita la vuelta a un pasado centralista ni la ruptura secesionista. El Estado de las autonomías tiene que actualizarse al mismo ritmo que está evolucionando nuestra sociedad. Y los socialistas creemos que debe hacerlo avanzando hacia el federalismo”, apuntó.

Lastra ha fijado el objetivo de los socialistas en esta Comisión: “Abrir una puerta de entendimiento y futuro, y mejorar nuestro marco de convivencia para garantizar al menos otras cuatro décadas de seguridad y cohesión”.

“Hemos recorrido cuatro décadas que le deben mucho a nuestra Constitución, pero la simple autocomplacencia es tan peligrosa como el inmovilismo que la sostiene en tantas ocasiones. No admitir que en este recorrido se han producido disfunciones es cerrar los ojos a la evidencia. Por eso estamos aquí, para identificar necesidades y proponer soluciones desde la ley y el consenso”, ha añadido. “Tengan la seguridad de que a ese propósito dedicaremos lo mejor de nuestro trabajo en los próximos meses con la misma lealtad, rigor y compromiso con la que los socialistas trabajamos hace 40 años para edificar la misma Constitución que hoy queremos actualizar”, se ha comprometido.

Para ello, “tenemos por delante un trabajo muy importante al que el PSOE concede la máxima relevancia”, ha señalado Lastra, quien ha detallado el alcance de la propuesta que plantean los socialistas: “Queremos examinar las exigencias del principio de igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes constitucionales. Queremos también analizar el reconocimiento y consecuencias efectivas de las llamadas singularidades; la ordenación de las competencias; el papel del para facilitar la participación de los territorios en la toma de decisiones de ámbito estatal; la interconexión e integración de políticas territoriales; la constitucionalización de los principios del modelo de financiación autonómica; y la ampliación del reconocimiento de la autonomía local”, explicó.

Posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación, Adriana Lastra ha precisado que “los socialistas lo que queremos es un Estado federal español, el nuestro propio, que no es otra cosa que modernizar el Estado de las autonomías”. Lastra destacó como un “paso importante” para llegar a un consenso sobre la reforma de la Constitución que “el PP ya no se niega a una posible reforma, algo a lo que se negaban hasta ahora”. Además, ha instado a los todos los grupos de la Cámara a participar en esta comisión, porque “sería bueno para los españoles y para seguir construyendo nuestro Estado de las autonomías, como lo hicimos durante los últimos 40 años, y asegurar la igualdad entre españoles”.