La vicesecretaria también ha querido recordar que “El Gobierno no va a hacer dejación de funciones en la defensa de la democracia y del Estado de derecho”. Pide a Puigdemont que “cese en ese empeño de ir hasta el final en su radicalidad”.

Además ha afirmado que “no queremos que sea una pérdida de tiempo y sobre todo una pérdida de recursos públicos, de dinero”.

En este sentido, señala que las fiestas de “autoconsumo independentista se las tienen que pagar de su bolsillo”. Recalca que “no hay que confundir el todo por la parte” ya que afirma, “la democracia es el Gobierno de la mayoría” y por eso espera que a partir del 2 de octubre se pueda superar esta triste etapa y seguir con otra no basada en el nacionalismo sino “en un proceso de convivencia y concordia”.