Durante una entrevista en El Programa de , l a vicesecretaria de Estudios y Programas del , , ha insistido hoy en que “ no va a hacer dejación de funciones en lo que respecta a la defensa de la democracia, al mantenimiento del Estado de Derecho y al cumplimiento de las leyes”, en referencia a los actos ocurridos ayer en Cataluña. Ha destacado que “cualquier responsable político no se le puede pedir otra cosa que garantizar la tranquilidad y que todos somos iguales ante la Ley”.

En este contexto, Levy ha criticado que los miembros del se hayan convertido en “los guardianes de la ilegalidad” que lo único que provocan es lo que estamos viendo estos días: “situaciones de caos y arbitrariedad”. Así, ha subrayado que un dirigente político “no puede someter a sus ciudadanos a la arbitrariedad, porque eso sólo lleva al caos”.

“Estamos en un Estado democrático en el que uno puede manifestarse pero que los responsables de la Generalitat quieran la algarabía callejera para clamar por ilegalidades me parece muy peligroso. El día de mañana qué le podemos pedir a un dirigente político sino que siga con las ilegalidades que esto puede no tener fin”, asevera.

Preguntada por lo que podría suceder el próximo 1 de octubre, la vicesecretaria popular ha incidido en que espera que no suponga una pérdida de tiempo y, sobre todo, un despilfarro de recursos públicos. “Que las fiestas independentistas de autoconsumo se las paguen ellos; que las pague Junqueras de su bolsillo, pero no las tenemos por qué pagar el resto”, ha afirmado.

EL 1 DE OCTUBRE, TRANQUILIDAD

Para el 1-O, Andrea Levy ha pedido “tranquilidad, serenidad, que los españoles y, por tanto, que los catalanes sepan que quien da esa tranquilidad es quien respeta las normas, que no es otra cosa que la formalidad de nuestra democracia y que, desde luego, quien lo está garantizando es el y no vamos a permitir que esto sea así”.