Unidos Podemos ha registrado este viernes, junto al PSOE, una Proposición de Ley para la derogación del voto rogado, que se tramitará por la vía de urgencia con el objetivo de que los españoles residentes en el extranjero puedan ejercer su derecho al voto sin dificultades y con garantías en las convocatorias electorales del próximo mes de mayo.

, portavoz del Grupo Parlamentario morado, ha recordado que esta es “una cuestión fundamental por la que hemos peleado desde que nacimos”. Asimismo, la portavoz ha manifestado la esperanza de que Ciudadanos “mantenga su compromiso de eliminar el voto rogado y llegar a las próximas elecciones de mayo con el voto rogado suprimido y la posibilidad de que los españoles en el extranjero puedan participar de reforma efectiva en esas elecciones”.

Por su parte, la portavoz de Unidos Podemos en el , , ha aseverado que este cambio legislativo “supone la recuperación de derechos, al echar atrás la reforma del 2011, que supuso que solo un 4% de las personas en el extranjero pudiera participar en las elecciones”.

El secretario general del grupo parlamentario en el Congreso, Txema Guijarro, ha celebrado “que por fin el PSOE haya dado este paso”, y dejado de lado las reticencias iniciales, ya que se trata, ha dicho, “de una reforma realista y adaptada a condiciones y recursos del Estado español”.

Recuperación de derechos, 8 años después

En 2011 se aprobó el voto rogado, que restringe el voto de los españoles que residen en el extranjero. Este sistema es una clara dificultad en el ejercicio un derecho fundamental.

Para Podemos la derogación de aquella medida ha sido siempre una prioridad, máxime cuando nuestro país ha sufrido un verdadero éxodo juvenil, y cuando el resultado de las urnas puede determinar sus posibilidades de retorno.