Durante la firma de este convenio para que los profesionales de la farmacia puedan informar y detectar casos de violencia de género, la ministra ha dicho que “con este convenio, en el que colaboráis voluntariamente las Oficinas de Farmacias, damos un paso en la lucha contra la violencia de género y se da cumplimiento a las medidas 27 y 157 del Pacto de Estado”. Estas medidas, ha recordado, recogen que se realizarán campañas de concienciación social a través de las Oficinas de Farmacia, se formará a los profesionales farmacéuticos en materia de violencia contra la mujer y se elaborará y difundirá un Protocolo de Actuación para el personal farmacéutico, con el fin de que puedan apoyar y acompañar a las mujeres víctimas de violencia de género y actuar ante un posible caso.

“Las farmacias y los farmacéuticos llegáis a todos los rincones y tenéis cercanía, proximidad y confianza con las personas que atendéis, por lo que las víctimas pueden sentirse cómodas para expresar lo que están sufriendo y dar el primer paso para salir de la violencia. Con este convenio más de 22.000 oficinas de farmacia se convierten en agentes activos por una España libre de violencia contra las mujeres”.

La ministra ha agradecido a la profesión farmacéutica su implicación en la lucha contra la violencia de género y ha reiterado que “esta lucha es una lucha de toda la sociedad” y ha recordado a las mujeres víctimas, que no están solas y que hay salida.