El ministro ha destacado que la agricultura española está en el futuro y que en la UE “necesitamos una visión a largo plazo de la PAC”. El ministro ha subrayado que la agricultura española es “moderna, sostenible y competitiva”, y produce alimentos de calidad que son muy apreciados en todo el mundo, como el aceite de oliva, el vino, la carne de cerdo o las frutas y hortalizas. Se trata de un sector estratégico para la economía española, con una clara vocación exportadora al situar más de la mitad de su producción en los mercados exteriores, con un valor superior a los 50.000 millones de euros y una balanza comercial favorable de 12.000 millones de euros.

Para que la agricultura española pueda afrontar con éxito los retos de futuro, Planas ha señalado que el trabaja en tres pilares fundamentales, como son la incorporación de jóvenes y mujeres al medio rural, el impulso de la digitalización para llevar la banda ancha a todos los territorios, y el uso eficiente del agua.

Planes estratégicos como gran desafío de la PAC

Por otra parte, Planas ha apuntado los Planes Estratégicos nacionales para la aplicación de la PAC en los diferentes Estados miembros son el gran desafío de la reforma.

Planas ha asegurado que España defiende que Política Agrícola Común para el periodo 2021-2027 cuente con un presupuesto suficiente, sobre todo teniendo en cuenta los retos de futuro a los que tiene que hacer frente, como dar una respuesta adecuada al desafío del cambio climático o la necesidad de producir más alimentos de calidad de una manera sostenible, utilizando menos recursos, para una población mundial que tendrá 9.500 millones de habitantes en 2050, y hacer posible los objetivos de desarrollo sostenible 2030.

El ministro confía en que las próximas elecciones al no retrasen las negociaciones para su entrada en vigor, y no se pierda el trabajo realizado en los dos últimos años. En este sentido, España ha pedido a adopte medidas transitorias para que la PAC opere con normalidad y no se interrumpan o retrasen las ayudas a los productores.

En relación con la situación de la aceituna de mesa, afectada por la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos, Planas ha precisado que la Comisión Europea está intentando resolver este conflicto con la administración norteamericana. En el caso de no alcanzarse un acuerdo, la Comisión se verá obligada a acudir la para resolver esta situación, que ha provocado la caída de un 45% de las exportaciones al mercado norteamericano.

Planas ha recalcado la gravedad la decisión de Estados Unidos, ya que pone en tela de juicio la política de apoyos de la PAC a un sector concreto, que puede repetirse para otros productos agroalimentarios europeos.