El PSOE se suma a la celebración del Día Internacional , establecido por la para el fortalecimiento de los ideales de paz, tanto entre todas las naciones y todos los pueblos como entre los miembros de cada uno de ellos.

Nuestro partido reconoce que el drama humanitario de las personas refugiadas como consecuencia de los conflictos armados, supone un desafío para la humanidad del siglo XXI. Según el informe de ACNUR, hay más de 65,6 millones de personas desplazadas y refugiadas, la cifra de personas refugiadas llegó a 22,5 millones a finales del 2016 y en el mismo año 10,3 millones de personas se convirtieron en nuevos desplazados a causa de conflictos o persecución. Por esto, las mujeres y los hombres socialistas queremos respaldar la campaña de la cuyo título, es «Juntos por la paz: Respeto, seguridad y dignidad para todos».

Pretendemos rendir un homenaje a la paz mostrando nuestra solidaridad con las personas refugiadas y con las personas que en todo el mundo se ven obligadas a abandonar sus hogares para huir de conflictos armados, pobreza, inseguridad alimentaria, terrorismo, violaciones de los derechos humanos o desastres naturales. Muchas de estas personas ponen en peligro sus vidas durante los desplazamientos, no podemos ni debemos olvidar a las personas que han muerto en los viajes; muchas están en riesgo convertirse en víctimas de trata, especialmente vulnerables las mujeres y menores, y todas se enfrentan a un futuro inseguro al arribar a sus destinos.

Desde el socialismo apostamos por un modelo de sociedad en el que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos y consideramos que se debe garantizar el respeto absoluto de los derechos humanos y reconocer el derecho de asilo y refugio, asegurando la efectiva protección internacional de aquellas personas que lo necesiten por lo que exigimos al que cumpla con los compromisos de nuestro país para con las personas refugiadas. Así mismo, el PSOE, consciente de que se trata de un fenómeno mundial, se siente comprometido con la comunidad internacional para afrontar las consecuencias del desplazamiento forzado y para buscar soluciones sostenibles que, desde la cooperación internacional, den respuesta eficaz con las personas desplazadas. En este sentido, en el PSOE denunciamos el desmantelamiento de la política pública de cooperación y nos mostramos decididos a luchar por reconstruir estas políticas para ayudar a los países menos desarrollados y especialmente a aquellos cuyo desarrollo y cohesión social se han visto amenazados por ser territorios de tránsito o por haber acogido masivamente a personas refugiadas

El PSOE está comprometido con la cultura de paz como elemento fundamental en la educación de una sociedad sin violencia, en la participación democrática, en el desarrollo humano sostenible, en la igualdad entre mujeres y hombres, en la resolución pacífica de los conflictos. Apostamos por la justicia económica y social como germen de una sociedad sin violencia, pues la paz es mucho más que la ausencia de un conflicto armado.