El Secretario federal de Política Económica y Empleo del PSOE, , ha mantenido hoy en la sede de Ferraz un primer encuentro de trabajo con sus homólogos autonómicos tras la celebración de los Congresos de las diferentes federaciones socialistas.

En el encuentro, Escudero ha asegurado que “nuestro país soporta un modelo económico y social neoliberal marcado por la desigualdad, los salarios a la baja, la destrucción del poder de organización de los trabajadores y unas finanzas divorciadas de la realidad productiva, y éstos son los retos que el PSOE pretende afrontar con una nueva alternativa de política económica”.

“Los problemas derivados del sistema neoliberal – ha afirmado el responsable de la Política Económica del PSOE - y los retos de la digitalización de la economía merecen una respuesta reformista, con responsabilidad y con vocación de futuro, promoviendo la sostenibilidad ecológica y eliminando las desigualdades de género, y es ahí donde el PSOE va a estar construyendo su alternativa económica, que cada día se rearma más ante la evidencia del agotamiento del modelo conservador”. Según Escudero, la nueva alternativa de gobierno a las políticas conservadoras “no solamente es necesaria desde el punto de vista de criterios elementales de justicia social, sino que también desde el punto de vista de la solvencia y la racionalidad económica”. “Sencillamente estamos ante un gobierno agotado, incapaz de poner en marcha políticas innovadoras e incapaz de sacar a la inmensa mayoría de la situación de estancamiento económico y social que está experimentando”, ha añadido el responsable de Economía en la Ejecutiva Federal.

En este sentido, Escudero ha desgranado ante los responsables autonómicos lo que considera fundamental para reconfigurar la política económica: “un gran pacto de rentas que suponga un cambio en el modelo salarial que ponga fin a los bajos salarios, la precarización, la temporalidad y la brecha de género; un fortalecimiento gradual de los ingresos públicos para sostener y profundizar nuestro Estado de Bienestar y poder modernizar nuestro tejido productivo; y en tercer lugar situar la productividad en el corazón de nuestra economía, que no pase por el despido y el abaratamiento de los costes salariales sino por la elevación de la calidad de la formación de los trabajadores, el aumento de la inversión pública y privada en investigación y una nueva política industrial”.

Al término de la reunión los participantes han acordado continuar con este tipo de encuentros y han consensuado un plan de trabajo a desarrollar en el futuro inmediato.