• “Estamos ante la crónica de una subida fiscal anunciada. Fiel a su tradición, el PSOE ha desvelado hoy parte de su agenda para subir los impuestos de todos los españoles con la creación del tributo de transacciones financieras y de la tasa sobre Internet, que ya contemplaban aprobar hace un año”.
  • “En vez de ser campeones del superávit, la estabilidad presupuestaria y del crecimiento en Europa, nos hemos constituido en campeones del incremento de la presión fiscal”.
  • El portavoz adjunto del GPP censura “un despropósito” que “no cuadra las cuentas públicas y que crea una distorsión muy importante en el mercado nacional al establecer una barrera tributaria que no existe en el resto de la UE”.
  • “Cuando en Europa no existe un régimen homogéneo sobre tasas de internet y de transacciones financieras, España se convierte hoy en el primer país que precipitada y anticipadamente establece estos dos impuestos en su territorio”.
  • “La aprobación de estos dos impuestos acarrea un perjuicio inmediato en términos de competitividad. En términos de recaudación fiscal va a tener menos impacto recaudatorio que el previsto”.
  • “Se calcula que la recaudación fiscal por los dos impuestos será de 1.800 millones. El Gobierno se había comprometido a un incremento de gasto de 4.800 millones. La ministra Montero debe explicar de dónde va a sacar los 3.000 millones que faltan”.
  • “De cuadrar las cuentas y cumplir con el objetivo de estabilidad, será a costa de incrementar otros impuestos: IVA, IRPF o Sociedades”.
  • “El impuesto sobre Internet, se quiera o no, lo van a pagar todos los españoles. ¿Qué sentido tiene que España se anticipe a una regulación que va a ser objeto de armonización en el futuro?”.
  • “Tampoco tiene sentido adelantarse al resto de países en el impuesto sobre transacciones financieras. Las entidades financieras donde se ha implantado este tributo han trasladado la carga, vía comisiones, a los usuarios”.