El ministro del Interior, , ha prometido este lunes “no bajar la cabeza” ante “nada ni nadie” durante su toma de posesión como responsable de este departamento en el nuevo Gobierno de coalición liderado por . Al acto ha asistido la fiscal general del Estado saliente, , y los exministros socialistas y Fernández de la .

Durante su intervención, Grande-Marlaska ha puesto en valor a su actual equipo —“hemos trabajado con mucha presión y bien”, ha dicho—, al tiempo que ha agradecido al líder del Ejecutivo su confianza, tanto ahora como hace 19 meses, a pesar de conocerle “poco”. “No ha sido a causa de mi buen hacer, sino a causa de saber rodearme de gente”, ha afirmado sobre su continuidad en el Ministerio.

También ha agradecido la colaboración de los Mossos d’Esquadra, a la Erztzaintza, la Policía Foral de y las policías locales, en un discurso en el que ha prometido mantener “la lealtad a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”. Asimismo, ha citado a las víctimas del terrorismo y se ha comprometido a seguir construyendo “el concepto de seguridad humana”.

El ministro ha estado acompañado de sus familiares y al acto también ha asistido la cúpula de la Policía y de la Guardia Civil, con los directores generales y los directores adjuntos operativos a la cabeza, así como los responsable de Información de ambos cuerpos. Asimismo, ha estado presente la directora del (CNI), , y la Consejera de Justicia de la Comunidad Valenciana, , entre otros.