El vicesecretario de Política Social y Sectorial del , , ha asegurado hoy en una entrevista en “Un café con Susanna” de Antena 3 que “la mayoría de los pensionistas sabe que el Partido Popular es un partido fiable en materia de pensiones”.

En esta línea, el dirigente popular ha recordado que “con el las pensiones siempre han estado seguras”, no así con el PSOE, que “ahora hace promesas”, pero que, cuando gobernó, las congeló. En este punto ha criticado además que Podemos esté “agitando” a los pensionistas para que salgan a la calle, cuando su líder, Pablo Iglesias, dijo que Syriza (que bajó las pensiones un 30% o un 40% en Grecia), y su partido eran lo mismo, pensaban y harían lo mismo. “La izquierda puede hacer muchos discursos pero no nos puede dar lecciones”, ha dicho.

A su juicio una subida del 0´25 % “no es para sacar pecho” pero, ha insistido, “los pensionistas saben que con el Partido Popular y el Pacto de el debate de las pensiones está garantizado”. “El Estado va a afrontar el debate sobre la actualización de las pensiones y las va a garantizar”, ha asegurado, “gracias a las políticas de recuperación económica”. No obstante, Maroto ha recordado que no se puede caer en el error del de anunciar una subida y olvidarse de cómo se va a pagar y de si es sostenible en el tiempo. “Se tienen que actualizar las pensiones, pero tiene que haber capacidad económica para sufragarlo”, de ahí la importancia de generar empleo de calidad, más cotizaciones, y llegar al objetivo de 20 millones de empleos a finales de 2019.

Así, ha explicado que su partido está abierto a un debate sobre las pensiones en la Mesa del Pacto de Toledo, “para acordar, con prudencia y con consenso, algo que venga para quedarse”. En este punto ha apelado a la responsabilidad para “no gastar lo que no se tiene” como sucedió en épocas anteriores con, por ejemplo, el cheque bebé de Zapatero.

CATALUÑA

En otro orden de cosas, el dirigente popular ha recordado que la situación política en Cataluña preocupa a los catalanes y al resto de los españoles, pero también “nos aburre mucho porque es un serial en el que cada día se inventan una cosa nueva”. “Lo que queremos- ha incidido- es que cuanto antes haya un Gobierno en Cataluña que respete la legalidad y que pueda empezar a hablar de los problemas reales de los catalanes. La situación personal de Puigdemont, Junqueras, solo les preocupa a ellos”.

En esta línea, Maroto ha asegurado que, a estas alturas, los independentistas catalanes ya “se han tenido que aprender de memoria una receta que ha venido para quedarse: mientras el Gobierno sea del Partido Popular, si hay incumplimiento de la legalidad, se aplicará la ley con contundencia y proporcionalidad”. “Lo que hemos aprendido con el artículo 155 es que la ley y la Constitución están para hacerse respetar”, y por eso, “no hay caminos ni atajos para que los separatistas se salgan con la suya”.

En este punto, el dirigente popular ha insistido en que los catalanes no se merecen un presidente que piense que puede gobernar por twitter o por videoconferencia y, todo, “por un interés personal”. “Los independentistas deberían dar un paso adelante, reconocer que el procés no tiene más recorrido y que Cataluña es mucho mejor que lo que han hecho con ella”, ha señalado.

Sobre la posible investidura de Jordi Sánchez, Maroto ha recalcado que estaríamos hablando de un presidente que está en la cárcel por un proceso judicial y que, por tanto, no sería operativo. “El problema - ha señalado- no es del juez Llarena, sino de quien opta por incorporar como candidato a la Presidencia de la Generalitat a alguien que está preventivamente en la cárcel”. “¿Es que en Cataluña no hay nadie que cumpla la ley y esté habilitado para presidir un Gobierno?”, se ha preguntado.

Por último, sobre la huelga del 8 de marzo, Javier Maroto ha reiterado que el Partido Popular apoya a las mujeres y la igualdad de oportunidades. Sin embargo, a su juicio, “la huelga que apoya Pablo Iglesias, a quien le encanta sacar una pancarta a la calle, no es la huelga que España necesita”. En este punto, Maroto ha recalcado que hay que trabajar en las medidas que ayuden a las mujeres porque, según ha recogido, “no hay discriminación laboral contra las mujeres sino contra las madres”.