En el acto de presentación del informe denominado “Importancia socioeconómica de la cadena de valor de celulosa, papel y cartón”, que ha tenido lugar en la sede del Ministerio, la ministra ha incidido en la contribución del sector a la lucha contra el reto demográfico y la despoblación, ya que gran parte de la riqueza y empleo que generan las empresas de papel tiene como escenario el ámbito rural.

El ministerio colabora en diversos proyectos con el sector del papel; fruto de esta relación, a principios de este año se presentó la Agenda de la Industria del Papel, segunda agenda elaborada tras la del sector de automoción. Es una de las quince Agendas en las que trabaja el Gobierno, en el marco de la Estrategia de la España Industria 2030, que incluye también una nueva Ley de Industria que responda a desafíos como la digitalización, la eficiencia y la internacionalización. “ tendrá como objetivo incrementar la aportación del sector industrial al PIB a través del crecimiento de las empresas, el emprendimiento digital y la transformación tecnológica y digital”, ha señalado.

Finalmente, ha invitado a administraciones y empresas a trabajar de manera conjunta en los procesos de transformación digital y transición ecológica, con el objetivo de convertir a España en un país con una economía dinámica y competitiva, capaz de generar empleo de calidad y respetuoso con el medio ambiente.