“Profundo conocedor del cante, fue un innovador e inquieto músico que unió en sus últimas obras el flamenco con voces de otros países”, Méndez de Vigo ha destacado “la profunda y hermosa versión que el cantaor de realizó del himno de Andalucía”. Entre su extensa discografía destaca, además de Lagrimas de Cera, álbumes como Sueños en el aire, Ven y sígueme, Encuentros o Persecución.

Su última obra, Cuando Lebrijano canta se moja el agua, en la que participa su sobrino Dorantes, es un tributo a ya que utiliza textos de las obras del Nobel de Literatura para las letras.

Trabajó con todos los grandes del flamenco. Formó parte de la compañía de , y cantó con , , , , o .

Juan Peña fue el primer cantaor que exhibió el flamenco, a finales de los 70, en Teatro Real de .

En 1999 El Lebrijano recibió la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo en reconocimiento a su trayectoria.