Méndez de Vigo ha resaltado que “este premio es una reivindicación del valor de Jorque Manrique, un recordatorio de la riqueza cultural de la tierra palentina, un reconocimiento a la calidad y sensibilidad de los poetas contemporáneos, como Mercedes y, en definitiva, una gran celebración de la literatura y la cultura española, por la que todos podemos sentirnos orgullosos”.

En ese sentido, en su intervención también ha hecho referencia al proyecto que el presidente del Gobierno, , presentará el próximo 24 de enero en , en el Museo Reina . Se trata de “un proyecto basado en nuestra lengua y nuestra cultura común que el Gobierno asume como asunto de Estado, una prioridad para esta legislatura, y que abarca tanto la proyección internacional del español como la riqueza del patrimonio literario del que nuestra nación ha podido presumir y presume a través de los siglos”, ha avanzado.

Bondad estética y pulcritud poética de Mercedes Carrión, el primer premio Jorge Manrique

Méndez de Vigo ha recordado que el jurado concedió el premio a Mercedes Carrión por su bondad estética, la pulcritud poética y la capacidad para generar emociones de su obra y “nada me parece más adecuado para el contexto de un premio inspirado en la trascendencia de la obra de Jorge Manrique. Esas tres características podemos encontrarlas también en las Coplas, poema eterno al que nunca nos cansamos de acudir, con la avidez de quien desea encontrar una y otra vez nuevas emociones, matices y sensaciones”.

Un premio para realzar la poesía española

El Ministro se ha congratulado de que España cuente por fin con un gran Premio de poesía con el nombre de Jorge Manrique y más aún que lo haga en la tierra que lo vio nacer. “Jorge Manrique es la literatura como compañera de la vida”, ha dicho y ha señalado que “las letras hacen que el autor y el lector puedan vivir muchas vidas en una sola, como señala el lema del actual Plan de Fomento a la Lectura del , Cultura y Deporte: “Leer te da vidas extra”.

“Con la creación del I Premio de Poesía Jorge Manrique se logra un doble objetivo: por un lado realzar la figura del poeta palentino autor de las Coplas, tesoro de la literatura universal y bandera de las letras españolas del siglo XV, y, por otra, propiciar que aquel momento excelso de la poesía española puede revivir hoy en la persona de nuevos autores”.