​Para Méndez de Vigo “pensar en Osinaga es pensar en uno de los grandes actores populares de la escena española. Se lo ganó a pulso por su dedicación sobre los escenarios, particularmente en el Teatro Maravillas donde representó durante más de una década la obra “Sé infiel y no mires con quién”, bajo la dirección de Víctor Andrés Catena. Una obra que tuvo un gran éxito también en su gira por España, lo que contribuyó a esparcir el talento de Osinaga”.

“Además del teatro, el cine y la televisión consolidaron al actor navarro en las mentes de muchos españoles, -ha dicho el ministro-. En particular recuerdo su excelente trabajo en “Doce hombres sin piedad” de Estudio 1, con los más importantes actores de la escena del momento; aunque realizó un amplio número de trabajos que han dejado su impronta en nuestro país”.

“Por su buen hacer y su amor a la profesión le fue concedida en 1999 la Medalla de Oro de las Bellas Artes que otorga el Ministerio que hoy dirijo”, ha señalado el ministro.