Durante el acto, al que ha asistido el presidente de TEDAE, Jaime de Rábago, la ministra ha señalado que “el sector aeronáutico tiene un marcado carácter estratégico. En España la aeronáutica tiene una trayectoria de más de un siglo y en la actualidad, nuestro país se sitúa como quinta potencia aeronáutica europea”.

La Agenda pretende dar respuesta a los principales desafíos de la industria aeronáutica española. Para ello se proponen objetivos como duplicar la facturación hasta alcanzar el 1% del en 2015, aumentar las capacidades de integración de aeronaves y sistemas, fortalecer e internacionalizar el tejido industrial o participar en proyectos industriales europeos de la defensa, sin olvidar un aumento significativo de la inversión en I+D+i mejorando la coordinación entre los diferentes actores públicos con competencia en el ámbito aeronáutico.

La ministra ha relatado las tres fortalezas de este sector: su efecto tractor sobre el resto de la economía, su capacidad exportadora -el 80% de la facturación se destina a la exportación- y la apuesta por la innovación.

Por último, Maroto ha hecho un llamamiento para mantener la capacidad española de abarcar todo el ciclo completo de una aeronave y ha incidido en la permanencia de las actividades de I+D para que el sector mantenga su posición en un entorno de cada vez mayor integración internacional. “Es necesario aunar esfuerzos para que nuestro sector aeronáutico continúe afrontando los nuevos desafíos para seguir innovando y ofreciendo el mejor nivel de competitividad y tecnología”, insistió Reyes Maroto.