Con ello, se quiere “zanjar de una vez el cumplimiento de la Ley de 2005 y cerrar ese capítulo”, ha explicado el ministro de Cultura, algo que “nos parece fundamental para que no se sigan generando polémicas ni elucubraciones”.

José Guirao ha indicado que en base a la Ley, los papeles se “estudien y se proponga un acuerdo en el seno de la comisión técnica, que se reunirá lo antes posible”. Una decisión que, según el ministro, “se tendrá que ratificar en el patronato que se celebrará en enero”.

Guirao ha señalado a su vez que en los planes del Ministerio para el archivo figura “potenciar el Centro Documental de la Memoria Histórica y ampliar su contenido” para que sea “un gran centro, el más completo posible, para el estudio de un periodo histórico de España”. Para ello, se contemplarán las ideas de la Consejería de Cultura de Castilla y León y del Ayuntamiento de Salamanca y se valorarán en la próxima reunión del patronato del archivo.

La consejera de Cultura de Castilla y León ha felicitado a las tres instituciones por el buen tono de la reunión, así como la claridad en el acuerdo al circunscribir lo relacionado con los papeles de Salamanca a la Ley de 2005, algo en lo que ha coincidido con el alcalde, que ha trasladado su “satisfacción al ver que el no tiene entre sus planes promover una nueva ley y que no van a salir distintos papeles de los que están estrictamente amparados por esta Ley”.

Fernández Mañueco ha señalado la importancia de que “el Centro Documental de la Memoria Histórica sea un gran archivo nacional de un gran periodo histórico, que abarque desde la República hasta la Transición democrática”.

Un proyecto que “se tendrá que discutir en el patronato, pero la apuesta que se hace por potenciar el archivo e incrementar el número de documentos de éste para la ciudad de Salamanca nos parece satisfactorio”, ha concluido el alcalde.

Trabajo avanzado

A preguntas de los periodistas, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha declarado que “aunque no es amigo de los plazos”, espera que el tema de los papeles esté zanjado en “el primer trimestre de 2019”. “Si lo técnico no se atasca, lo político no tiene por qué atascarse”, ha dicho.

En relación al volumen de salida de papeles que estarían pendientes únicamente en cumplimiento de la Ley, el ministro ha manifestado que se trata de “muy poca documentación”. A este respecto, José Guirao ha destacado el valor del trabajo técnico ya realizado por la Generalitat en la identificación de los papeles que tienen que devolver a Salamanca, y que figuran en un informe que la Generalitat entregó al Ministerio en julio de 2017. “Si este regreso no se ha desarrollado antes es porque no se ha reunido la comisión técnica desde 2014”, ha afirmado.

Sobre la petición de salida de otros papeles que no están dentro de la Ley de 2005, el ministro ha indicado que “no se va a contemplar”.