Margarita Robles se ha mostrado a su vez muy satisfecha de estar presente en este homenaje y ha felicitado y agradecido al general Sanz Roldán por sus cincuenta años de servicio al Estado “con eficacia, generosidad y responsabilidad”, deseándole que pueda seguir muchos años más sirviendo a España.

La celebración ha tenido lugar en la Plaza Pelayo Quintero, que ha congregado numeroso público y donde, tras el izado de bandera, se ha depositado una corona en homenaje a los que dieron su vida por España, portada por el alcalde, y el Comandante Militar de Cuenca y Guadalajara, coronel Ildefonso María Rico Sánchez.

A los actos, que se han cerrado con un desfile por la calle lateral a la plaza y un vino de honor, han asistido el subsecretario de Defensa, Alejo de la Torre; el secretario general de Política de Defensa, almirante Martínez Núñez; el presidente de la Diputación Provincial, Benjamín Prieto Valencia y el subdelegado del Gobierno, , entre otras autoridades civiles y militares.

Posteriormente, la ministra ha visitado el Monasterio de y el Ayuntamiento de la localidad, donde ha firmado en el Libro de Honor.