​Este encuentro, de carácter preparatorio, debe servir para fijar un calendario ordenado de negociaciones en las que abordar las distintas reivindicaciones de los profesionales de la Justicia.

La intención de la ministra Delgado es que la recuperación del diálogo entre el Gobierno y las asociaciones de jueces y fiscales sirva, entre otros extremos, para dotar de mayor transparencia a la administración de Justicia y reforzar los mecanismos que garantizan la independencia judicial respecto de otros poderes del Estado o frente a cualquier tipo de presión o injerencia.

Las negociaciones también abordarán la manera de profundizar en el proceso de modernización de la Justicia, y buscarán fórmulas válidas para recompensar el esfuerzo que los profesionales de la Justicia han realizado durante la crisis económica, etapa que se tradujo en recortes de distintas clases vinculados al objetivo de estabilidad económica.

La ministra Delgado también abrirá en breve esta vía de diálogo con el resto de los colectivos judiciales, letrados de la administración de Justicia y funcionarios, con el mismo objetivo de regenerar las instituciones, ganar en transparencia y compensarles por el esfuerzo realizado.