La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha hecho hoy un alegato en defensa del derecho de los niños, las niñas y los jóvenes a un medioambiente sano, con motivo de la Declaración Intergubernamental sobre Infancia, Juventud y Cambio Climático auspiciada por UNICEF, que se ha presentado hoy en la cumbre climática internacional organizada por Naciones Unidas en .

“Los Gobiernos que firmamos esta declaración reconocemos la necesidad de que exista justicia y equidad entre generaciones presentes y futuras”, ha subrayado la ministra.

El documento recoge todas las prioridades identificadas por los jóvenes para implicar al conjunto de la sociedad en la acción en favor del medio ambiente, y pretende ser un paso fundamental para que los Gobiernos asuman más obligaciones en la protección de los derechos de la infancia ante la emergencia climática.

Entre otras medidas, se aboga por mejorar la inversión en educación ambiental y establecer mecanismos que garanticen la participación real y efectiva de los jóvenes en los procesos de toma de decisión. “El mero reconocimiento de su liderazgo en esta materia no es suficiente”, y deben ser considerados como “verdaderos sujetos activos”, ha dicho la ministra.

Delgado ha señalado la necesidad de dar voz a las futuras generaciones en los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático puesto que serán “quienes más sufrirán las consecuencias de la inacción, especialmente en las zonas más vulnerables del planeta”.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, , ha moderado el acto en el que se ha presentado esta declaración intergubernamental que ha contado también con la intervención de la viceministra de Asuntos Exteriores de Costa Rica, Lorena Aguilar; el relator especial de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y Medioambiente, David Boyd; la copresidenta del Comité de sobre Construcción de Capacidades, Rita Mishaan y el abogado del Centro sobre Derecho Medioambiental, Sebastièn Dyuck.