El objetivo de esta reunión en Dublín ha sido dar un nuevo impulso al proceso iniciado en la Cumbre de Astaná en 2010 de crear una Comunidad de Seguridad mediante el desarrollo de las tres Dimensiones (la político-militar, la económica y medioambiental y la humana).

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha felicitado a la presidencia irlandesa por la organización de este XIX Consejo Ministerial y por la presentación de los proyectos de decisión sobre fortalecimiento de la libertad de medios en la OSCE y sobre los esfuerzos para combatir el racismo y la xenofobia. España ha copatrocinado la Declaración sobre las libertades fundamentales en la era digital. Asimismo, ha dado la bienvenida a la República de Mongolia a este foro de cooperación.

En su intervención en la Sesión Plenaria, García-Margallo ha apoyado firmemente el objetivo de crear una auténtica comunidad pan-europea de seguridad, comprometida con la protección de los derechos humanos y capaz de resolver situaciones de conflicto. España, en este sentido, aspira a que la OSCE sea una comunidad euro atlántica y euroasiática libre y democrática, sin olvidar la seguridad de las áreas adyacentes, especialmente el Mediterráneo.

El ministro también ha señalado los ámbitos en los que España considera prioritario trabajar: mejorar la coordinación en prevención de nuevas amenazas (seguridad en el ciberespacio, tráfico de estupefacientes o lucha contra el terrorismo); alcanzar un compromiso que refleje la naturaleza multidimensional de la buena gobernanza, la transparencia y la lucha contra la corrupción y defender el vínculo entre el respeto de los derechos humanos, la democracia, el estado de derecho y la seguridad. García-Margallo ha señalado el potencial destructivo que las fuerzas disgregadoras han tenido para la convivencia y la estabilidad del Continente.

Esta reunión ha servido para destacar el trabajo desempeñado por la presidencia irlandesa durante este año 2012 en las tres Dimensiones constitutivas de las OSCE y ha permitido reflexionar de forma conjunta a los países participantes sobre la orientación de la Organización en el futuro.

En el marco del Consejo Ministerial, el ministro de Asuntos Exteriores ha mantenido una serie de encuentros bilaterales.