El ministro Alfonso Dastis transmitió al ministro asesor Marín Arauz la gran preocupación del por la situación que atraviesa el país, de manera particular por los graves actos de violencia que se han producido y que han provocado numerosas víctimas.

El ministro hizo mención a la imperiosa necesidad de poner fin a las actuaciones violentas de las fuerzas de seguridad y grupos irregulares armados, de garantizar el libre ejercicio de los derechos de expresión y manifestación y de proceder a una investigación efectiva de los hechos acaecidos, como elementos clave para garantizar el éxito del Diálogo Nacional.

En este sentido, Alfonso Dastis saludó la decisión de autorizar la entrada a Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y expresó su confianza en que podrán llevarse a cabo nuevas visitas de la Comisión para continuar su trabajo. España espera que el Gobierno nicaragüense asuma y dé seguimiento a las conclusiones y recomendaciones derivadas del Informe preliminar de la CIDH.

Igualmente, el ministro dio la bienvenida a los primeros pasos dados por el Diálogo Nacional, destacando la labor de mediación que está realizando la Iglesia católica, y la necesidad de asegurar un marco libre de violencia para que pueda desarrollarse de manera inclusiva y respetuosa y ofrecer soluciones efectivas.

Dentro de la profunda amistad y cercanía que une a España y Nicaragua, Alfonso Dastis agradeció la visita de Marín Arauz y su valoración de los hechos, y ofreció toda la colaboración de España para contribuir a la solución de la crisis, si así es considerado oportuno por los actores nicaragüenses.