​ Tras una presentación en la que se le ha explicado al ministro las misiones que lleva a cabo el Escuadrón, Morenés ha visitado las instalaciones del EVA nº 12. Posteriormente, ha contemplado una exposición estática de material de montaña y maquinarias de equipamiento diverso que se utilizan en la Unidad para realizar su misión.

En sus palabras a los militares de la Unidad al final de su estancia, el ministro ha querido agradecerles su actitud y profesionalidad por estar sirviendo a España “en lugar inhóspito, al menos en invierno”, y por contribuir, de esta manera, a la defensa de todos los españoles.

El titular de Defensa ha estado acompañado, también, por el jefe del Sistema de y de Combate, general de brigada Francisco Miguel Almerich Simó, el jefe del , teniente general , y por el jefe del EVA 12, comandante Julio César Rodríguez Pérez, entre otras autoridades.

​Escuadrón de vigilancia aérea Nº12​

El Acuartelamiento Aéreo de “Espinosa de los Monteros-Soba” y Escuadrón de Vigilancia Aérea nº 12 (EVA 12) se creó oficialmente el 25 de septiembre de 1997 y depende orgánica y operativamente del Mando Aéreo de Combate, a través de la Jefatura del Sistema de Mando y Control.

L a misión principal del EVA 12 es la detección, el procesamiento y la transmisión de datos radar a cualquiera de los Centros de Mando y Control ubicados en la Península.

El EVA 12 actúa como relé de comunicaciones entre esos Centros de Mando y Control y las aeronaves que se encuentran dentro de su área de cobertura.

La Unidad consta de un asentamiento principal, situado en el Picón del Fraile, formado por un único edificio “bunquerizado” donde se encuentra el radar con los sistemas que le dan servicio, los equipos de comunicaciones y las instalaciones de apoyo para la vida y funcionamiento de la Unidad y otro secundario, localizado en el término municipal de Espinosa de los Monteros, que cuenta con un hangar- garaje y un pequeño edificio de apoyo.

El EVA 12 se encuentra ubicado en el extremo oriental de la Cordillera Cantábrica, sobre el denominado Picón del Fraile, a 1659 metros de altitud. Sus instalaciones se encuentran a caballo de la divisoria entre la provincia de y la Comunidad Autónoma de , sobre terrenos de los municipios de Espinosa de los Monteros y Soba.

Su peculiar localización condiciona de manera importante la vida y funcionamiento de la Unidad, con temperaturas que pueden descender a 20 bajo cero en invierno, y precipitaciones en forma de nieve que originan

frecuentes periodos de aislamiento de la Unidad.​