Con la firma de este acuerdo se consolida un marco bilateral que facilitará el desarrollo del tráfico aéreo entre ambos estados. La mejora de la conectividad entre España y México, con casi un millón de pasajeros anuales, supondrá un gran impulso en el desarrollo del turismo y el comercio entre las regiones.

El nuevo marco bilateral destaca por su carácter aperturista, en el que las aerolíneas pueden seleccionar libremente el número de vuelos y los destinos a los que volar. El acuerdo también incorpora nuevas facilidades operativas para los vuelos de carga y los vuelos chárter.

La firma de este tipo de acuerdos se enmarca en el compromiso del con la apertura de los mercados internacionales, el establecimiento de nuevos enlaces, y la mejora de la conectividad de todos los aeropuertos españoles.