El ministro del Interior, , ha inaugurado hoy las Jornadas sobre Protección de Infraestructuras Críticas en el marco de los Cursos Avanzados de Verano de la (UIMP), que se celebran en el Palacio de la , en Santander. En su intervención, Fernández Díaz ha destacado que el Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas de España “es uno de los más avanzados del mundo” y “un elemento puntero de nuestra seguridad que ha asumido la responsabilidad de desarrollar medidas preventivas y reactivas ante incidencias de seguridad”.

El ministro del Interior, tras agradecer al rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, , su invitación a inaugurar estas jornadas, ha afirmado que la protección de infraestructuras críticas “constituye una responsabilidad de primer orden, que ha alcanzado una identidad propia y definida, y en la que el desarrolla funciones de planificación, y coordinación, y, también, de dirección y liderazgo”.

Fernández Díaz ha subrayado que los riesgos que pueden amenazar la integridad de las infraestructuras críticas, además de a factores naturales, pueden deberse a situaciones de carácter accidental o errores y fallos humanos; “pero también, y esa es la hipótesis más peligrosa, a acciones deliberadas causadas por ataques físicos o por ataques cibernéticos”.

Por todo ello, prescribió un contexto preventivo y regulatorio que a partir de 2007 fue traspuesto al ordenamiento jurídico español. El resultado fue la aprobación de un Plan Nacional y de un Catálogo Nacional de Infraestructuras Críticas, y “la asunción, por parte de la , de la responsabilidad, que aún ostenta, de impulsar y coordinar todas las actividades relacionadas con la protección de infraestructuras críticas en territorio nacional”, ha afirmado el ministro del Interior. “Junto a ello, -ha añadido- aún se hacía necesario un régimen normativo que estableciera con claridad las responsabilidades y obligaciones de los diferentes agentes involucrados, régimen que se estableció con la Ley 8/2011, sobre medidas para la protección de las infraestructuras críticas, más conocida como Ley PIC”.

Un sistema para prevenir y neutralizar las amenazas

En este contexto, Fernández Díaz ha puntualizado que, “entre las distintas políticas de seguridad que debemos abordar como Gobierno, la protección de las infraestructuras críticas define una tarea compartida que sólo puede abordarse desde una perspectiva global y sistémica, generándose un nuevo enfoque de colaboración público–privada. Es prioritaria la implicación de nuestras empresas, en tanto en cuanto, de las 4.000 infraestructuras estratégicas que este Ministerio considera de especial interés, casi el 80% está gestionado y operado por empresas de carácter privado”.

A continuación, el ministro del Interior ha subrayado que “la dependencia y vulnerabilidad de la sociedad actual no implican necesariamente debilidad”, ya que “mediante un riguroso análisis de situación es posible poner los medios, diseñar las estructuras y articular los procedimientos que consigan prevenir y, en su caso, neutralizar, cualquier acción que trate de inquietar el funcionamiento ordinario de nuestras infraestructuras críticas”.

“España está lista para asumir estos retos de nuestro tiempo”, ha enfatizado Fernández Díaz, quien ha agregado que “en esta legislatura estamos dotando al Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas de capacidades reales y de medios concretos; hemos activado toda la estructura de mando y dirección prevista en la norma y estamos llevando a cabo un planeamiento escalonado para diseñar procedimientos, actuaciones y respuestas”.

Prueba de este compromiso del Gobierno es la reciente constitución, el pasado 30 de junio, de la Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas, que aglutina a todos los departamentos, organismos y administraciones con responsabilidades en la materia, y que celebró su primera sesión con la aprobación de los cinco Planes Estratégicos Sectoriales (electricidad, gas, petróleo, nuclear y financiero).

La apuesta del Gobierno por extremar la operatividad de este sistema también se demuestra con la aprobación de nuevos Planes Estratégicos Sectoriales. A los ya mencionados, le seguirán a “partir de septiembre, los que se ocupen del Transporte (aéreo, marítimo, ferroviario y terrestre), las Tecnologías de la Información y Comunicaciones y el Agua”, ha adelantado el ministro del Interior. “Todo el trabajo desarrollado hace que nuestro Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas, uno de los más avanzados del mundo, constituya –ha subrayado- la mejor respuesta para que nuestro bienestar no se resienta por el colapso o la interrupción de servicios esenciales”.

Garantizar la ciberseguridad

Fernández Díaz también se ha referido a la ciberseguridad, para destacar que el para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), adscrito al , se integró en el Grupo de Apoyo que desarrolló la Estrategia de Ciberseguridad Nacional, aprobada el 5 de diciembre, y continúa participando en los grupos de trabajo del . Asimismo, con la colaboración del CNPIC con el (INTECO), de la , se ha puesto en funcionamiento el a Incidentes de Seguridad Cibernética-CERT de . “Este conjunto de medios y personas –ha afirmado- es, hoy en día, un elemento puntero de nuestra seguridad que ha asumido la responsabilidad de desarrollar medidas preventivas y reactivas ante incidencias de seguridad en los sistemas de información y comunicaciones”.