Durante su intervención, el ministro explicó a las autoridades y empresarios estadounidenses y españoles asistentes el cambio de tendencia que ha experimentado la economía española a raíz de las reformas del Gobierno, que tiene su reflejo en los últimos datos favorables de confianza, emisión de deuda, comercio exterior o de inversión extranjera en España.

Estados Unidos es un socio estratégico para España, tanto desde un punto de vista político y económico. Un tercio de la inversión directa española en el extranjero tiene como destino Estados Unidos, mientras que España es el 11º país inversor allí, con destacadas empresas españolas llevando a cabo importantes proyectos en sectores como el energético, de infraestructuras, textil, bancario o de alimentación, entre otros.

Por su parte, EEUU es el segundo mayor inversor extranjero en España, con un 13,62% del total. Hay casi 700 compañías estadounidenses establecidas en nuestro país que generan más de 158.000 empleos, entre las que se incluyen grandes nombres como , , , , , o .United.

Tal y como está sucediendo con otros países, el interés de los inversores estadounidenses en la economía española se ha reavivado al comenzar a mejorar las condiciones económicas del país, destacó el ministro. Este cambio también se ha visto reflejado en la decisión de compañías como HP de establecer su negocio global de impresión 3D en su central de , o la decisión de importantes fondos de inversión como el Fondo de Inversión de Bill Gates o de Soros de entrar en el capital de compañías españolas.

El ministro subrayó que las relaciones comerciales entre ambos países podrían verse beneficiadas con el acuerdo de libre comercio trasatlántico (TTIP), actualmente en negociación entre EEUU y la UE. Este acuerdo, dijo el ministro, es una oportunidad única para fortalecer estas relaciones y una prioridad para la política comercial española, dado el positivo impacto que tendría en el PIB y la creación de empleo.

El ministro destacó las mejoras que está experimentando la economía española a raíz de la intensa labor reformista del Gobierno en materias como la política laboral, que ha permitido reducir los costes laborales, o la reforma energética, que ha logrado evitar una quiebra del sistema eléctrico provocada por el profundo desequilibrio entre ingresos y costes del sistema.

Con todo, José Manuel subrayó que todavía persisten importantes desequilibrios en la economía, como es el desempleo o la falta de crédito para pymes, y aseguró que el Gobierno mantendrá su intenso ritmo reformista enfocado a la reactivación de la economía y la creación de empleo.

Como parte de su viaje, el ministro Soria se reunirá también con destacados empresarios del sector turístico estadounidenses y españoles, con los que repasará las relaciones entre ambos países y las posibilidades de aumentar la visita de turistas estadounidenses a España.