Ante la inminente celebración mañana de una charla en la Universidad vasca por parte del etarra José Ramón López de Abetxuko, condenado a varias décadas de prisión por asesinato, Nuevas Generaciones quiere expresar su profunda repulsa por el hecho de que la Universidad pública autorice, apoye y ceda sus instalaciones para que el asesino etarra ofrezca una charla en la misma fecha en que se conmemora el Día de los Derechos Humanos.

Para Nuevas Generaciones resulta inaceptable que se permita que la contribuya a blanquear la imagen de ex integrantes y asesinos de la banda terrorista . Hay que recordar que el etarra asesinó al jefe de la Policía municipal de , Eugenio Lázaro, en el año 1980, además de pertenecer a la organización criminal armada hasta su detención.

La Universidad no puede ser un altavoz ni un espacio donde tengan cabida los enemigos de la libertad, de la paz y de la democracia. Instamos, por estos motivos, al órgano de gobierno de la Universidad del País Vasco a impedir la celebración de la conferencia, y, a su vez, solicitamos a los operadores académicos y políticos a realizar una reflexión sobre la conveniencia de impulsar una reforma de la legislación de Universidades para que actos de esta naturaleza no puedan celebrarse porque así lo establezca la ley, como expresión de la voluntad popular, en lugar de quedar sujetos al arbitrio de cada Universidad.

Finalmente, Nuevas Generaciones quiere expresar una vez más su lealtad a las víctimas del terrorismo, a quienes les arrebataron la vida por pensar diferente de sus asesinos. Nuestro recuerdo a las víctimas y a sus familiares es permanente, y nuestro apoyo hacia todos ellos es igualmente inquebrantable. Son las familias de las víctimas, y no sus asesinos, quienes deben ser escuchadas. Lamentablemente, a las víctimas ya no hay quien pueda escucharlas: se encargaron de ello individuos como el que dará una charla en una Universidad.