​España saluda la intención expresada por el secretario general de Naciones Unidas de relanzar los esfuerzos negociadores entre las partes con una nueva dinámica y un nuevo espíritu, a los que espera contribuya el nombramiento el enviado personal Köhler.

España apoya el papel central de las Naciones Unidas en la búsqueda de una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas.

España, como ya hizo con su antecesor, ofrece su pleno apoyo y leal colaboración al nuevo enviado personal del secretario general y le desea el mayor éxito en el desempeño de su función para favorecer el entendimiento entre las partes.